El hombre pez

La mitología de Cantabría  tiene en el hombre pez a su máximo exponente 

El nombre de este ser mitologico era el de Francisco de la Vega Casar, tenía su residencia en el pueblo de Liérganes, Cantabría. 

Leyenda del hombre pez 

La tradición popular cuenta, que en la montaña cercana al pueblo de Liérganas, a mediados del siglo XVII, vivía el matrimonio formado por Francisco de la Vega y María de Casar, tenían cuatro hijos. El marido murió y María envío a su hijo Francisco, a Bilbao para que estudiara el oficio de carpintero. 

Estando ya en Bilbao y aprovechando que se acercaba el día de San Juan, Francisco se fue a nadar con unos amigos. Pero, la corriente era muy fuerte y fue arrastrado por ella, desapareció sin que se volviera a saber nada de él. 

Después de cinco años, unos pescadores de Cádiz, dijeron que habían visto un extraño ser acuático, que tenía forma de hombre, aunque apenas tuvieron tiempo de verlo, porque desapareció  enseguida. A aquella primera aparición siguieron varias más, hasta que un lo atraparon tirándole trozos de pan y una red. Después de capturarlo fue cuando se aseguraron de que la extraña criatura era un hombre con escamas y forma de pez 

El final de la leyenda del hombre pez

Lo llevaron al convento de San Francisco, lugar en el que trataron de averiguar su identidad. Después de un tiempo, consiguió pronunciar el nombre de Liérganes, nadie sabía a que se refería. Hasta que un hombre de Cantabía que trabajaba en Cádiz, dijo que en la montaña de Cantabría había un pueblo con ese nombre.

Se pusieron en contacto con el lugar y les dijeron que hacía cinco años que había desaparecido Francisco. Para asegurarse de que era él viajaron hasta Liérganes y nada más llegar, Francisco se dirigió a casa de su madre. Esta no tardó nada en reconocerlo como su hijo. 

Francisco, se quedó a vivir en el pueblo, pero no mostraba interés por nada, le gustaba andar descalzo y en algunas ocasiones iba desnudo, apenas hablaba con nadie. Era capaz de pasarse varios días sin comer. 

Después de estar nueve años viviendo con su madre, llegó un día en el que Francisco volvió a desaparecer en el mar y en esta ocasión no se volvió a saber nada de él. 

 



 

 

 




El hombre pez

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: