fotografia

Restos de plásticos y botellas vacías ensucian los mares y los ríos pero Richard Sowa ha demostrado que también pueden servir para algo  como es fabricarse una particular y muy especial isla. Sowa es un hippie inglés que abandonó la vida cómoda y confortable para instalarse en la costa  mexicana cerca de Cancún donde empezó a recopilar botellas de agua vacías que la gente tiraba al mar y con una red se dedicó a pescarlas.

fotografia

Después de 7 años logró amontonar 250.000 botellas vacías así como otros plásticos y con todo ello formó una plataforma de 20 metros de largo y 16 de ancho y sobre esta plataforma de plástico construyó su hogar ecológico de bambú. Perfectamente organizado recicla el agua de la lluvia que le sirve para beber y cocinar y también para regar su huerto donde cultiva espinacas, tomates, bananas, etc, que son para el consumo propio.

fotografia

Muchos medios de comunicación se han interesado por su original obra y ya se espera que en fechas próximas aparezca un libro donde Sowa relata como ideó y llevó a cabo su propia isla. La isla "Espiral" que así la bautizó su creador permanece anclada  a la costa como precaución al clima de este lugar ya que el huracán Emily en 2005 le produjo muchos desperfectos que Sowa recompuso pues material no le falta pues no paran de aparecer botellas flotando.

fotografia

Lo cierto y sorprendente es que Sowa tiene de todo en su pequeña isla, su cocina se alimenta con energía solar, su huerto produce alimentos, tiene un baño completo de donde recicla las heces para abonar las plantas y ya tiene conección a Internet. Pero lo más importante de todo es que ha encontrado el amor en una ex modelo que comparte la isla con él.

Fuente:

Richard Sowa.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: