Fue Mister España 2006 y Mister Mundo 2007 tras imponerse a otros 57 aspirantes al más guapo del planeta. Es moreno, con unos impresionantes ojos azules como el mar que le vió nacer. Malagueño, con una sonrisa irresistible, es difícil que pase desapercibido cuando paseo por las playas de Torremolinos donde su familia regenta un restaurante. Juan nació el 19 de enero de 1981 en Málaga y fue descubierto por casualidad por Manuel Beltrán, director de una agencia de modelos que le abordó cuando este paseaba comiendo una palmera de chocolate. Este día fue el inicio de un gran cambio en su vida.

fotografia

Después de meditarlo, ingresó en la agencia de modelos y empezó a desfilar y a participar en concursos locales. Su primer premio le llegó como Novio del Rincón de la Victoria. Poco después en 2004, fue proclamado rey de la Feria de Málaga, un premio muy importante para el mundo de la moda. Ya en 2005, se presentó a Mister Málaga, certamen que también ganó. Su gran belleza física y su carácter amable y sincero hicieron que se ganara la simpatía de todos los que le trataron siendo cada vez más popular.

toma1 foto

Su rápido ascenso se vió coronado en 2006, cuando ganó el título que le consideraba el hombre más bello del país, Mister España. Este título le abrió muchas puertas, para desfilar en Cibeles, como presentador de galas, actor en varias series...etc.

 

fotografia

Solamente un año después, se proclamaba Mister Mundo en 2007, en la isla de Hainan (China).  Cuando trabajaba en el restaurante de su hermano en Torremolinos, nunca pensó que su vida daría un cambio tan brusco, de ser un sencillo camarero a estar en la cima de la popularidad. Al ser nombrado Mister Mundo manifestó, "Todavía me parece un sueño, pero me doy cuenta de que el triunfo es una realidad por las lágrimas de alegría de mis hermanas que han venido para estar conmigo".

fotografia

Actualmente compagina su vida de modelo con promocionar su propia marca de vino "JG" que corresponde a las iniciales de su nombre y lo define como "suave, meloso y fácil de beber". Aficionado a los buenos caldos y de profesión sommelier, ha conseguido ver uno de sus sueños cumplidos que es tener su propio vino. Procedente de una familia de la hostelería con restaurante en las playas de Torremolinos , Juan disfruta abriendo botellas de vino, pues comenzó muy joven en este mundo y su carrera de modelo no le ha cambiado en nada, conserva la misma simpatía que le permite descorchar unas botellas para invitar a sus amigos y conocidos.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: