HOLOCAUSTO LABORAL: su globalización. Sacrificios humanos.

Por dinero

Nada mata más que el dinero. Se ama sobre todo.

El holocausto del trabajo marca su paso marcial de forma inexorable según las órdenes dadas. Los acontecimientos golpean con sus rudos cambios a la humanidad y se van precipitando a modo de una de esas avalanchas de nieve en las montañas que todo lo arrasan a su paso. Estamos sufriendo los dolores de parto de un mundo convulso en espera de transformaciones esenciales y transcendentales. Por eso, en esta hora del reloj de la historia, hemos de dirigir nuestra mirada a una guerra silenciosa, cuya agresividad supera a las contiendas bélicas de cualquier batalla. Es una sangría de magnitudes desproporcionadas puesto que el adversario a batir está indefenso, ignora las acechanzas contra el y trabaja y duerme con su enemigo sin darse cuenta del infortunado destino que le han preparado. La Globalización actúa como el gran tiburón de la película de Steven Spielberg. Mientras la víctima nada confiada en la superficie el depredador la devora subiendo desde el fondo de las aguas.

Globalización

Devorados por los Mercados Financieros. Holocausto Global.

Y es que el mundo del trabajo hoy por hoy se ha convertido en un infierno laboral para mucha gente. Se ha tejido en torno a el una telaraña global donde están atrapados los trabajadores. O donde son crucificados en un régimen sacrificial bárbaro que se abastece de sangre a cambio de dinero. La noche se cierra las tinieblas nos rodean. El holocausto laboral al que asistimos impertérritos se globaliza con la extensión de una gangrena putrefacta y mortífera. 

La globalización  como picadora de carne humana.

humana

El sumo sigilo con que se libra esta devastadora contienda es una de las acciones más cobardes, despiadadas e inhumanas, del mundo moderno. La sangre de estos desdichados clama al cielo pidiendo justicia. Sus bajas se cuentan por millones y las víctimas son de todas las edades y de todos los sexos y de todos los países. Nadie les cuenta ya entre los vivos. La extinción de sus vidas ha sido a través de un procedimiento de muerte que no merecieron por humillante e indigno y cuya planificación meticulosa nos recuerda el horror de los campos de exterminio nazis. Sí, los globalizadores han convertido la tierra en un Auswitch donde se gasea diariamente a miles y miles de sus prisioneros transformando los lugares de trabajo en verdaderos crematorios en vida. Morir trabajando es el tributo que se exige de las personas. De esta manera los opulentos son más opulentos y los míseros más míseros.

Ellos son los grandes olvidados de los que casi ninguno se acuerda ante la vorágine del momento presente, ante la despiadada doctrina que exprimió sus vidas hasta la última gota, en harás del beneficio financiero y de una entelequia globalizadora sin escrúpulos morales que se ha apoderado del planeta fermentando con su levadura toda la masa.

GLOBALIZACION DEL HOLOCAUSTO  entre mujeres y niños.

Superexplotación humana

La guerra silenciosa de los explotados y esclavizados.

Explotados

Sexualmente

La sangre de los inocentes laborales clama pidiendo justicia.

Globalizador

Dólares y Poder

"EL ORDEN CRIMINAL DEL MUNDO" angustia a las naciones.

Mundializador

Todos los globalizadores tienen los mismos métodos.

Este conflicto en la paz es la canallada más grande que jamás han producido los siglos. Es la maldad operando a su antojo y a su libre albedrío sin esperar castigo por sus crímenes. No existen motivos verdaderos para ese holocausto de víctimas inocentes a las que no les corresponde expiar nada. Nada deben y que se expriman sus vidas mediante la esclavitud y la explotación es un pecado de magnitudes universales de los que los Mercaderes Financieros sin escrúpulos darán cuenta en la hora debida de su juicio.

¡Me indigno grandemente solo de pensar en ello! ¿Cómo no estamos haciendo nada, mirando impasibles, el triste destino de esos seres? ¿Qué esconde este genocidio planetario y donde pretende llevarnos?

 

Los inocentes mueren por dinero. Los Mercados pecan. 

El dinero manda

Globalizando el holocausto laboral. Millones que viven morirán.

Pido a los hombres y mujeres de todas las edades y condición social que hagan algo por sus preciosas vidas. Bien está que nos ganemos el pan con el sudor de nuestras frentes pero en ningún sitio está escrito que el precio a pagar sea el de la sangre para que una élite sin sudar se enriquezca a nuestra costa exigiendo incluso nuestras vidas. El sudor es el sudor y la vida es la vida. El que quiera pan que sude su mendrugo.

El siglo XXI verá a la maldad colmar el vaso rebasando los pecados de milenios en una sola generación. Cualquier barrera moral está siendo derribada para tener el campo libre a las actuaciones más locas de una minoría que se ha apoderado del planeta como si fuera suyo y a quien quieren le dan lo que quieren de la parte que quieren por colaborar con ellos en este genocidio planetario. Unos Amos del Mundo incapaces de sentir la más mínima piedad por los miembros de su especie y endiosados al nivel de los peores dioses. Tanta avaricia les sale por las orejas en forma de monedas de todos los países y en forma de Acciones Estructuradas y de Alto Rendimiento en las Bolsas del mundo entero.

 

aplastado

Una angustia generalizada se está apoderando de los pueblos. Este mar humano está agitado y revuelto y nadie sabe a ciencia cierta que futuro nos espera. Lo que sí es evidente es que la estupidez humana camina por amplias autopistas a toda velocidad distanciandose de la razón, del derecho y de la justicia. Yo no puedo creer, que no haya un solo gobierno en el mundo, que no se atreva a hacer las cosas bien en contra de las ideas globalizadoras y del criterio de un grupo que cree tener la condición de dioses. Todo esto está pasando porque probablemente la globalización sea el cumplimiento de profecías. De ser así la bestia está formandose y su marca está en ciernes.

En la Globalización hasta los payasos lloran.

llorando

La baratización del mercado laboral y su mano de obra.

Preparémonos para que decreto tras decreto se destruya cualquier derecho y protección. Los globalizadores están globalizando la podredumbre, mediante una corrupción generalizada, el robo más descarado y la esquilmación sistematica de los países ricos a los más pobres. Y dentro de las naciones pondrán a todos contra todos subvirtiendo los intereses de todos. 

El imperio mundial de poder no tendrá piedad con las multitudes nacionales de ningún país a lo largo y ancho del planeta tierra. El trabajo con el cual se sustentan las familias va a convertirse en la esclavitud que llevará a la miseria a las familias. No podremos pagar el agua, ni la luz, ni los teléfonos, ni nada de lo que hoy se necesita para llevar una decente y digna. Cada vez subirá todo más y ganaremos menos. 

Estamos ante un magnicidio global de los poderes públicos contra los pueblos. 

El Orden Criminal del Mundo. Don Eduardo Galeano. TVE

Un holocausto humano sacrificados en aras del dinero.

LA INDIGNACION SE GLOBALIZA. VÍDEO IMPACTANTE.


Las fotografías mostradas en este blog son propiedad de sus autores.
El contenido de este blog tiene carácter no lucrativo y de entretenimiento solamente.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: