Tu vida es la historia que cuentas de ti

 

¿Sabías que en tu destino ocurren eventos que nunca te dijeron que podías cambiar?

¿Sabías que si dices "pobre de mí" en vez de "me alegro por mí", cambia tu destino para el futuro?

Si has dicho "no" a ambas preguntas, es porque jamás has visto la película de tu vida desde una perspectiva diferente. 

Quiero que leas dos historias, una es diferente a la otra. Cuando termines de leerlas, piensa cuál te ha hecho sentir bien y cual te ha hecho sentir mal.

 

  • Historia #1: Mi vida es un desastre

Cuando suena el despertador, debo levantarme para ir al empleo. Siempre detesto levantarme a las 5 a. m. para ducharme, prepararme el desayuno que no es ni nada más ni nada menos que un café con dos galletas. Me gusta estar delgado para así no subir esta grasa que detesto ver, e igual tengo algo por algunas cervezas. Siento que perderé el tiempo al apuntarme a un gimnasio. Cuando voy en el tránsito, no hay día que llegue tarde y no puedo dejar de insultar a los demás que siguen gritando, y es que esas cosas me enfurecen demasiado. Al llegar a mi empleo, mi jefe me regaña con llegar tarde, siempre dice: "oye, ¿cuándo vas a llegar temprano? ¿Acaso eres el presidente?" Sí, duele, pero no puedo hacer nada. Y voy directo a donde pertenezco. Con el resto de mis colegas me llevo más o menos bien. Al salir de ahí, otra vez el tráfico... Enciendo la radio porque tardan mucho y espero, y espero... Cuando llego a casa estoy muy cansado, me estreso demasiado, ¡demasiado! Mis amigos me llaman para salir y no tengo dinero, pero de vez en cuando voy aunque no los tenga. Es típico cada fin de semana que suceda eso. Siempre tengo dos o tres horas como máximo para quedarme despierto, veo las noticias, y ya debo dormir para levantarme mañana a otro día aburrido de trabajo. Y bueno... Así es mi vida "un desastre".

 

  • Historia #2: Todo es genial

Siempre me despierto con mi canción favorita en el despertador "Funkytown de Lipps, Inc", me eleva de emociones. Antes de levantarme agradezco cada día que he pasado en mi vida, agradezco porque hoy va a ser un día espléndido, genial. No sé cómo agradecer por todo lo que tengo, todo lo que está por venir y sorprenderme. Mi día a día son cada vez más geniales desde que empecé a fluir con la vida positiva. No me gusta ver las noticias, siento que tienen un sentimiento negativo, hay accidentes, muertes... Aunque me parezca absurdo decir que el mundo no está mal, es importante tener la mente positiva y enfocarse en lo que más agrada de tus situaciones. Miro a mi alrededor y no es que sea millonario, al contrario, vivo en un barrio que pocos obtienen prosperidad. La mayoría parecen que se cotillean, hablan mal del otro, "¿por qué hacen eso?" Me pregunto todo el tiempo cada vez que me cuentan al hablar con algunos vecinos. Pero, me mantengo fuera del margen diciendo que no es de mi incumbencia eso que están haciendo, es algo contradictorio, ¿no? Pero, así es la vida. Voy al gimnasio porque amo cuidar mi cuerpo y puedo comer lo que me plazca. Tengo una familia muy feliz, ¡me encanta mi vida porque soy feliz! En mi empleo me va fenomenal, y me gusta mucho, hasta hace poco me elevaron de puesto. Cada fin de semana, salgo a pasear por el parque con mi familia y a veces vamos al cine, ¡y lo pasamos de maravilla! Cada noche, antes de dormir agradezco por todo lo que tengo, y lo que viví, también pido que mañana sea otro día formidable. Y así ocurre. Esa es la idea del porque para mí "todo es genial".

 

Conclusión

Ahora que has leído ambas historias, ¿cuál crees que se parece a la tuya? ¿Y cuál crees que es una vida adaptada para vivir bien?

La historia #1 hace referencia a una persona que vive día a día sin ánimo, que está siempre pendiente de su empleo, se queja, no tiene tiempo en su mayoría de estar fuera de su hogar. Está muy estresada la persona, hasta pierde las ganas de comer, y esto puede llevar a una enfermedad.

La historia #2 tiene sentido a una persona que es feliz, que tiene un empleo que le gusta, es una persona positiva a pesar de que escucha los cotilleos de los demás, se enfoca en no escucharlos. Cuida de su cuerpo para que su mente no se estrese, y come todo lo que quiere.

¿Te diste cuenta que cada uno vive en diferente formas de vida porque uno es negativo y el otro es positivo?

Así debes hacer tú: cambia esas ideas que hablas de ti. Si no te gusta lo que vives, habla de ti como si todo fuese genial. Di: "mi familia está fenomenal, tengo un tabajo espléndido, soy súper feliz con mi vida..." Cambia esas palabras negativas que hay dentro de tu cerebro y reemplázalas por las que valen la pena existir. 

Eres la historia que cuentas de ti. Ya leíste la historia de dos personas con carácter diferente, ¿te das cuenta del poder que tienes sobre ti?

Autoayúdate educando esa mentalidad, cambia las palabras negativas por las positivas.

Haz ejercicio, esto ayuda a que la mente y el cuerpo se sientan bien, no importa si quieres un cuerpo esbelto o no, lo importante es sentirse bien por dentro para generar más ideas claras sobre ti. Nunca olvides dar las gracias por y hacia todo lo que te rodea. Agradece todo lo que tienes, el aire que respiras, el cuerpo que tienes, la casa, familia, mascotas, amigos, ¡todo! Siente esa emoción.

Si logras sentirte bien y autoayudarte a merecerte la felicidad repleta de amor en ti, verás que tu historia comenzará a cambiar.

 

¿Quieres ser la historia #1 o la #2?

Es tu decisión a partir de ahora.


Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: