teléfono

teléfono

HISTORIA DEL TELÉFONO 

Herramienta imprescindible de uso cotidiano, el teléfono forma parte de nuestra sociedad como si siempre hubiese existido.

Historia del teléfono: 

El origen del teléfono se remonta al año 1857. La esposa de ANTONIO MEUCCI padecía reumatismo, situación que le impedía continuar su movilidad diaria y mantenía reposo en su habitación situada en una segunda planta. Ante esta situación, Antonio Meucci inventó un sistema de comunicación que le permitiera hablar con ella desde su oficina y, al principio, lo llamaba teletrófono. La falta de medios económicos impidió que lo patentara a tiempo. En búsqueda de un inversor, presentó el primer aparato a Western Union Telegraph Company. Sin embargo, no halló resonancia favorable ni le devolvieron el material presentado para una posible financiación. En cambio, el americano Alexander Graham Bell, un americano nativo quien compartiera un laboratorio con Antonio Meucci durante varios años, recogió el material de la compañía americana, mejoró un poco el invento del teletrófono o telégrafo parlante, como también se le llamaba, y lo patentó como un invento propio. Antonio Meucci, de origen italiano y afincado en Estados Unidos, no dominaba el idioma inglés con suficiente fluidez ni poseía de una economía estable para contratar un abogado. Por tanto, no veía viable ninguna defensa contra el plagio. Sí interpuso una demanda por la vía legal, pero nunca llegó a ver defendida su idea y falleció sin el mérito atribuido de ser el inventor del primer TELÉFONO.

ANTONIO MEUCCI

Antonio Giuseppe Santi Meucci es su nombre completo. Nació el 13 de abril de 1808 en Florencia, Italia. Estudió ingeniería química e ingeniería industrial en la Academia de Bellas Artes de Florencia. Se casó en agosto de 1834 y, poco más de un años después, emigró a Estados Unidos, haciendo previamente una escala en Cuba. En 1860 presenta su invento del teléfono en público. Ya había inventado otros objetos anteriormente, así por ejemplo un teléfono neumático considerado el precursor del teléfono y utilizado aún hoy en día en  los teatros, un sistema de galvanizado (proceso electroquímico que permite cubrir un metal con otro), un sistema de filtros para la depuración del agua, introdujo el uso de la parafina en la elaboración de las velas y desarrolló un sistema de electroshocks terapéuticos que aplicaba él mismo durante su estancia en La Habana. Ya en Estados Unidos y dada su situación económica precaria, vendió las patentes de sus inventos anteriores para defender su último invento: el teléfono. Sin embargo, no lo consiguió y falleció el 18 de octubre de 1889 sin haber visto realizado su sueño.

Desde entonces, Alexander Graham Bell fue considerado durante mucho tiempo el inventor del teléfono e introdujo una serie de mejoras como el micrófono de gránulos de carbón. Hubo que esperar hasta junio del 2002, cuando el Congreso de Estados Unidos reconoció oficialmente que el verdadero inventor del teléfono no fue Alexander Graham Bell, sino un inmigrante italiano llamado Antonio Meucci.

El funcionamiento del teléfono se basa en la transmisión a través de un circuito de un flujo de corriente y sus variaciones de corriente dependen en cada momento de su intensidad. El micrófono contiene una pieza de forma cilíndrica con pequeños granos de carbón en su interior. Ello altera el grado de la conductividad del mismo. En un extremo existe una pequeña membrana implantada que hace la función del tímpano y que ejerce una presión sobre los granos de carbón. Gracias a un generador en la central telefónica se produce la corriente eléctrica de baja presión necesaria y que llega al micrófono del aparato.

Ya en 1878, se verificó en Estados Unidos la primera conexión telefónica pública. Desde entonces, comenzaron a funcionar las primeras líneas telefónicas de manejo manual que iban a través de una centralita en la cual se conectaban las líneas entre dos usuarios manualmente pinchando en la conexión correspondiente. A finales del siglo XIX comienza a popularizarse la conmutación automática tras introducir el disco de marcación numérica. Pocos años después, le sucedió la marcación por impulso introduciendo los botones numéricos a los teléfonos. En sus inicios, el teléfono funcionaba exclusivamente a través del tendido de cables en cuanto al funcionamiento local. Sin embargo, la comunicación a larga distancia es dirigida actualmente mediante satélite.

Desde entonces, el desarrollo del teléfono estaba servido y los teléfonos inalámbricos no se hicieron esperar para aparecer en el mercado. Mucho le debemos a su inventor, ANTONIO MEUCCI.

teléfono

teléfono

teléfono

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: