Historia del tabaco

La planta del tabaco, Nicotiana Tabacum, es originaria de la Ámerica más tropical

De sus hojas se extrae la mayor parte del tabaco que se consume en todo el mundo. 

El tabaco, se ha utilizado de diversas formas a lo largo de toda su historia, tabaco de pipa, el tabaco que se fuma y el tabaco mascado. 

Origen del tabaco

Los indígenas ya habían estado en contacto con el tabaco antes de la llegada de Colón.

Fueron los propios viajeros españoles, los que contaron la costumbre que tenían los indígenas de fumar hojas enrolladas y secas de tabaco. Los índigenas de Méjico le concedían al tabaco propiedades medicinales. 

Diferentes formas de utilizar el tabaco

El tabaco mascado, se usaba aspirándolo y mascándolo, aunque en Europa nunca se utilizó mucho el tabaco mascado. No sucedió lo mismo en el sureste de Estados Unidos, donde fue una práctica habitual. 

Inhalar el tabaco seco por la nariz, fue una práctica que se realizó en la época precolombina, y los primeros en consumirlo de esta forma fueron los índigenas brasileños. 

Fumar en puro, fue una costumbre que se extendió después de introducir el tabaco en Europa, era habitual fumar en puro durante el siglo XVIII, ya en el XX, su uso fue cayendo, al ser sustituido por el cigarrillo. 

Mientras que el proceso de implantación del tabaco de pipa y el cigarro fue más largo, ya que ambos se empezaron a utilizar en épocas más antiguas. 

Historia del tabaco

El tabaco, ha pasado de tener propiedades medicinales, como pensaban algunos indígenas, a convertirse en el mayor enemigo de muchos países. En los que existen leyes demasiado restrictivas con su utilización. Ya, que los primeros estudios en los que se advertía de las consecuencias que podría tener sobre la salud, se realizaron a principios del siglo XX. La relación entre el tabaco y el cáncer de pulmón fue dada a conocer el año 1950. 

 

 

 


Historia del tabaco

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: