fotografia

Corren rumores que las películas de  "Chucky, el muñeco diabólico" se inspiraron en la historia de Robert que es un muñeco que ya tiene más de cien años y que en la actualidad se encuentra en el Museo Martello desde donde sigue asustando a la gente. La primera impresión que da Robert es la de un muñeco de trapo normal, quizá un poco grande ya que tiene el tamaño de un un niño de seis o siete años. Tiene los ojos pequeños e inexpresivos a diferencia de la muñeca embrujada Mandy  que se encuentra en el Museo Quesnel, que tiene una mirada desafiante.

fotografia

El muñeco Robert tuvo un primer propietario, Robert Eugene Otto (familiarmente llamado Gene) de Key West (Estados Unidos) que lo recibió de un sirviente en 1906 cuando tenía seis años. Este criado procedía de Las Bahamas y se rumoreaba que practicaba o era conocedor del vudú. la familia de Gene tenía fama de maltratar a los sirvientes por lo que más tarde se dió a entender que el muñeco maldito fue una venganza a esta familia adinerada y déspota con el servicio.

fotografai

El niño bautizó al muñeco con su nombre, Robert, ya que tenía su misma estatura y andaba siempre con el muñeco y hasta dormía con él. Muchas veces los padres escuchaban al niño hablar con el muñeco en su dormitorio y otra voz diferente que le contestaba pero imaginaron que era Gene que hacía las dos voces. Hasta que empezaron a ocurrir hechos insólitos donde Gene aparecía llorando a altas horas de la noche con  todos los muebles tirados por el suelo. "Ha sido Robert" confesaba llorando el pequeño. Aunque en un principio se pensó que podían ser pesadillas, como la cosa se repetía con mucha frecuencia se decidió llevar al muñeco Robert al desván y se olvidaron de él.

fotografia

Después de unos años, los padres compraron una nueva casa y cerraron la vieja trasladándose a otra ciudad. Cuando los padres de Gene ya murieron los dos, este ya casado se trasladó con su esposa a la antigua casa y limpiando al ático encontraron el muñeco Robert y Gene como recuerdo de su infancia pesó que el muñeco se merecía un cuidado mejor y lo acondicionó en un mirador desde donde se veía la calle en contra de los deseo de su mujer que no le gustó nada el muñeco. Muy pronto los niños del barrio dijeron que el muñeco desde el mirador se movía y les hacía señas por lo que al final lo volvieron a encerra en el desván.

fotografia

Murió Gene y su mujer se encontraba al muñeco Robert en diferentes sitios de la casa por lo que lo encerró dentro de un baúl en el ático y lo cerro con llave. Al día siguiente el muñeco estaba en el salón sentado en una mecedora. Asustada la viuda decidió vender la casa omitiendo las andanzas del maldito muñeco pues nadie la hubiese comprado y los nuevos propietarios fueron un matrimonio con una hija de corta edad que al encontrar el muñeco lo colocó entre su colección de muñecas en su habitación. Al día siguiente todas las muñecas aparecieron decapitadas menos Robert.

fotografia

Finalmente la casa quedó abandonada y al reformarla para instalar una panadería apareció el muñeco que por la fama que arrastraba acabó en el Museo Martello como una atracción más desde donde Discovery Chanel le dedicó un reportaje llamado, "¿Lo pueders crer?". En la actualidad se han dado casos de personas que han fotografiado al muñeco Robert y han caído en desgracia por lo que se pueden leer cartas y notas pidiendo a Robert que los perdone y les quite la maldición. los empledos del museo también cuentan asustados que muchos días el muñeco aparece en otra posición.

Fuente:

Robert, el muñeco maldito.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: