Felipe IV

Felipe IV, era hijo de Felipe III y de Margarita de Austria, nació el año 1605.  A los 16 años, comenzó su reinado era el año 1621.

Al fallecer su padre, se refugió en el monasterio San Jerónimo el Real, en él siguiendo las tradiciones de aquella época se dedicó a la meditación. 

Si algo caracterizó la figura de Felipe IV, fue el profundo amor que sentía por todo lo relacionado con el mundo del arte. Destacaba su gusto por el teatro, la poesía y la pintura. Fue el rey que nombró a Velázquez pintor de la monarquía. 

La vida privada de Felipe IV

Acudía con frecuencia al teatro, pero no solo lo hacía por la afición que tenía por él, sino también por la fama de mujeriego que le perseguía.

Mantuvo numerosas relaciones con diferentes mujeres, se le llegaron a adjudicar hasta 43 hijos. Solo fueron reconocidos como legítimos 13 mientras que los otros 30 fueron considerados como bastardos. En las monarquías europeas de aquella época eran muy habituales las relaciones fuera del matrimonio. 

Una de las relaciones que tuvo una mayor difusión sobre el resto de mujeres con las que estuvo Felipe IV, fue con María Inés Calderon, una actriz de teatro. El hijo ilegitimo que tuvo con ella, Juan José de Austria tuvo mucha importancia en la vida política de aquellos años.

La monarquía de aquella época estaba en declive

La monarquía de los Austrias llevaba en declive unos años, pero esto se vio profundizado con el reinado de Felipe IV, ya que no mostraba demasiado interés por los asuntos que tenían importancia. Fue la debilidad de su carácter la que hizo que dejara el gobierno en manos de validos, entre los que destacó el Conde- Duque de Olivares, quien no consiguió la simpatía del pueblo. 

Crecieron las supersticiones y los fenómenos misteriosos

En aquella época hubo una importante crisis social y económica en la sociedad Española. Lo que provocó que aumentaran los fenómenos sobre naturales, aunque no guardaban mucha relación con la realidad. 

Al mismo tiempo, también se produjo un importante aumento de las supersticiones de todo tipo. Así un suceso que tuvo mucha publicidad fue el ocurrido en el Convento de San Plácido, situado en Madrid. En el que se cree que se dieron algunos casos de posesión satánica. 

El declive del reinado de Felipe IV y la decadencia de la sociedad española duraron algunos años más. 

 


 

 


 

 

 

 

 

 

 

Felipe IV

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: