fotografia

Cuando llegó a España el carpaccio fue sobre los años 80 pero ya se conocía en muchos países de Europa. Dado que los españoles somos algo reticentes en comer carnes y pescados crudos, los platos elaborados con este sistema han tardado en hacerse populares y aún hoy hay muchas personas que se niegan a probarlos. Para ir al origen de esta forma de preparar la carne  hay que irse a Italia donde se puede saborear la receta original que consiste en finísimas lonchas de solomillo de buey crudas y aderezadas con un chorríto de limón y queso parmesano.

fotografia

Se atribuye este plato a un tal Giuseppe Cipriani, cocinero de un famoso restaurante de Venecia al que encargaron un plato de carne cruda para una señora a la que se le había recomendado el médico del lugar. Mucho le gustó a la señora que preguntó cual era el nombre del rico manjar y ante el dilema presentado el tal Giuseppe, mirando el colorido tan rojo del plato se acordó del pintor Vittore Carpaccio, que estaba en aquel momento exponiendo en Venecia. "Buey de Carpaccio" le dijo a la dama, quedando así el nombre del pintor inmortalizado  en este plato, que seguramente este ni se enteró y llegó a morirse sin probarlo.

fotografia

Cuando poco a poco se ha ido incorporando en la carta de algunos restaurantes, han ido apareciendo carpaccios de otras carnes además de la de buey, así como de pescados, pulpo, setas, etc. Si es un carpaccio de pescado se eligen los lomos y si es de carne, tiene que ser la más roja  puesto que luce con mejor presencia. El truco de cortar las lonchas lo más finas posibles pues tienen que tener el groso casi de un papel, es congelar la carne o pescado en el punto exacto que permite cortar sin que se aplaste  o sin que esté demasiado dura que impida el corte.

fotografia

Las láminas se presentan en el plato en forma de abanico y se aliñan según el gusto. Puede ser con limón, aceite, vinagre, pimienta, o las especies que los comensales prefieran así como algún tipo de salsa ya que este plato admite cualquier aliño que se desee.

CARPACCIO DE TERNERA

Ingredientes:

Solomillo de ternera congelado.

Zumo de limón.

Pepino y aceitunas negras.

Queso parmesano.

Preparación:

1º Se corta la cantidad necesaria para cada plato que se vaya a servir  y se coloca en forma de abanico.

2º Se pica el pepino y las aceitunas negras y se coloca en el centro del plato encima de la carne.

3º Se riega con el zumo de limón y se espolvorea con el queso rallado.

 

fotografia

El carpaccio de salmón marinado es uno de los platos más exquisitos que se pueden degustar con este sistema de preparación.

Para la Marinada:

Zumo de limón.

2 cucharadas de aceite de oliva.

1 cucharada de mostaza.

1 cucharada salsa de soja.

1 chispa de sal

Se esparce por encima del salmón un rato antes de servir para que se macere un poco y listo. ¡Bon apetit!

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: