fotografia

Pasarela metálica que tiene su origen en una gesta heróica de un grupo de malagueños que en 1900 prestaron auxilio a la fragata alemana Gneisenau que naufragó frente las costas de Málaga. El Puente de Santo Domingo, conocido popularmente como el Puente de los Alemanes, fue donado por Guillermo II en agradecimiento por prestar ayuda cuando el buque escuela de la marina alemana que había atracado en el puerto se enfrentó a un fuerte temporal que lo estrelló contra las rocas abriendo una brecha que propició su hundimiento. 

fotografia

Los 466 tripulantes fueron rescatados pero ya habían fallecido 41 y los demás que resultaron heridos, algunos graves se llevaron a los hospitales de la ciudad y algunos que estaban mejor se alojaron con familias que los cuidaron y proporcionaron todo tipo de atenciones. Estas familias recibieron más tarde una carta del propio Kaiser Guillermo II en agradecimiento a las atenciones recibidas.

fotografia

fotografia

Ocurrió que unos años más tarde, en 1907 una gran inundación hizo desbordar el río Guadalmedina que cruza la ciudad causando graves destrozos y rompiendo los puentes que cruzan el río entre ellos el puente de Santo Domingo que era uno de los más transitados. Guillermo II, que fue el último emperador alemán, enterado de la tragedia que sufrían los malagueños abrió con un importante donativo la construcción de un puente en la que participó la comunidad alemana que existía en aquella época en la ciudad de Málaga.

fotografia

fotografia

El puente se terminó de contruír en 1909 y fue inaugurado cuando se cumplían los nueve años de la tragedia del naufragio. En un arco de la pasarela metálica se puede leer "Alemania  donó a Málaga este puente agradecida al heroico auxilio que la ciudad prestó a los náufragos de la fragata de guerra Gneisenau, 1900-1909.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: