fotografia

Procedente de China, esta prensa femenina adquirió mucha popularidad en el siglo XVIII en España y también en Latinoamérica. En sus pinturas, muchos artistas inmortalizaron esta prenda por los llamativos colores de sus bordados, asociándose a la mujer andaluza o a la típica madrileña bailando el chotis. Aunque procedía de China, (muchos chinos de establecieron en Filipinas sobre 1570) esta prenda tomó el nombre de su capital, Manila. Se introdujo en la península por las rutas comerciales cuando las Filipinas pertenecía a España.

fotografia

Retrato pintado al óleo de "María la guapa" por Juaquin Sorolla, pintor valenciano también llamado "el pintor de la luz". 

fotografia

Algunos historiadores le atribuyen un origen mexicano, no obstante, en tumbas de China de la dinastía Zhou (siglo VI a. C.) se encontraron estas prendas bordadas con hilos de seda iguales a los primeros mantones que llegaron a España proceden de Filipinas. El mantón de Manila, al igual que los chales se lleva situado sobre los hombros formando un triángulo. Los hay más grandes y más pequeños pero siempre debe cubrir la espalda de la mujer que lo lleva.

fotografia

fotografia

Si bien en un principio esta prenda fue adoptada por las damas de la alta sociedad española, con los años su uso fue decayendo y ha quedado como una prenda folclórica que la usan algunas bailaoras dándole gran importancia a su manejo durante el baile. En tierras de Andalucía aún se conserva la costumbre de adornar los balcones con bellos mantones de Manila cuando se celebran procesiones religiosas como el Corpus Christi.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: