La creencia popular dice que esta planta (Plectranthus australis) atrae el dinero a las casas donde se encuentra.  Como todas las leyendas no se sabe con exactitud el origen de estas propiedades que se le atribuyen pues hay varias versiones que se han propagado de boca en boca. Algunos dicen que todo se atribuye a la forma  de sus hojas que son redondeadas como las monedas, pero lo cierto es que el origen de llamarle "la planta del dinero" nadie sabe como ni cuando empezó. Lo que si es cierto es que donde hay una planta de estas no hay falta de dinero.

fotografia

Está muy extendida la creencia de que hay conseguir esta planta robándola, que no tiene que ser comprada ni regalada. Esta es una planta muy agradecida y de pocos cuidados. Requiere estar cerca de la luz cuando esta en el interior y poco riego pues la abundancia de agua hace que se pudra y le salgan hongos. Si está situada en el exterior, se ponen más fuertes y resistentes las hojas pero vive lo mismo al aire libre que como planta de interior

fotografia

Se reproduce por esquejes. Con solo arrancar una rama y plantarla con cuidado en una maceta o en el suelo, si se tiene jardín, pasadas unas semanas tendremos una preciosa planta  de un intenso color verde precioso. En verano es necesario regarla cada tres o cuatro días y en invierno una vez a la semana ya es suficiente, y siempre con poca agua evitando empaparla demasiado.Cuando las ramas crezcan  se pueden cortar y realizar nuevas macetas ya que siempre agarra y crece con facilidad.

fotografia

En otoño o invierno, produce una pequeñas flores blancas o azuladas que crecen en las puntas de las ramas , pero las semillas son tan pequeñas que son casi invisibles. Esta planta, parece ser que procede de Australia, pero está extendida por todos los continentes ya que su fácil reproducción la ha propagado con facilidad y además la creencia que proporciona riqueza la hacen más interesante y popular.

fotografia

Una de las leyendas que se cuentan sobre su nombre, es que un agricultor paseando por el campo vió la planta y le agradó su bonito color verde y la forma de sus hojas y trató de arrancarla. Por sus largas raíces le costó mucho desenterrarla y tubo que cavar y cavar... Cuando al fin lo consiguió, la trasladó a su granja y la plantó en la puerta de su casa. Comprobando la resistencia a ser arrancada, el agricultor se propuso ser también muy resistente a abandonar nunca su granja y a trabajar fuerte para hacer prosperar sus campos cosa que consiguió y lo atribuyó a que la planta le había dado una buena lección. Pues desde que se trajo la planta, ya empezaron a crecer sus ganas de trabajar y por consiguiente sus riquezas, y  llamó desde entonces a esta planta, "la del dinero".

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: