la historia de la estatua de la libertad

La ESTATUA DE LA LIBERTAD antes de dominar la entrada de NUEVA YORK, se alzaba por encima de los tejados del distrito 17 de París, donde se encontraba el taller en el que se construyó.

Bartholdi, un escultor francés, tuvo la idea de realizar una estatua de 46 m para celebrar la victoria de la democracia y la amistad que existia entre los franceses y los norteamericanos para conmemorar los 100 años de la independencia de los Estados Unidos, el 4 de julio de 1776.

La obra, titulada La libertad iluminando al mundo, celebra los valores de la sabiduria, la libertad y la democracia: a los pies de la estatua están las cadenas rotas de la esclavitud.

Pero llevar a cabo este proyecto requirió mucha energía. Primero fue necesario conseguir el dinero. BARTHOLDI presentó la estatua en partes para atraer a los generosos patrocinadores. En un viaje a Filadelfia, en 1876, se llevó el brazo. Sólo el dedo índice de la mano de la estatua medía 2,50 m. Había construido la estatua en laminas de cuero unidas por medio de remaches y se podía desmontar para transportarla.

El brazo expuesto atrajo a una gran cantidad de norteamericanos que deseaban admirar una parte de la estatua de la que todos los periódicos hablablan. Al verla, decidieron pagar la fabricación del pedestal.

En 1878 Bartholdi aprovechó la Exposición Universal, que reunia a numerosos paises, para exponer la cabeza, de 5 m, incluso el escultor organizó una cena en la sandalia de la estatua. La ídea le funcionó ya que recibió numerosas donaciones.

La Estatua de la Libertad, una vez terminada, se transportó en barco desmontada, numerada y apilada en 214 cajas a Nueva York, donde fue acogida por una muchedumbre entusiasmada y se convirtió en el símbolo de la libertad de los pueblos.

Dicen que Bartholdi creó el rostro de la gran estatua inspirandose en el de su madre.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: