historia de Disney, el estudio de animación

DISNEY es la segunda compañía a nivel mundial de medios de comunicación y entretenimiento, y quizás sea el estudio de animación más importante de la historia del cine. Y es que noventa años de historia dan para mucho.

Walt Disney, el artífice

La gran mente del estudio norteamericano siempre ha sido su fundador Walt Disney, dibujante, productor y director, que junto a su hermano Roy creó la famosa compañía en el año 1923.

El primer gran éxito de Disney lo supuso la creación de Mickey Mouse, el ratón más famoso del mundo. No obstante, el primer largometraje que lanzó la compañía al estrellato fue Blancanieves y los siete enanitos, en 1937. Impulsado por el éxito de este título, Disney continuó con la adaptación de clásicos infantiles en años posteriores.

En la década de los 50, Disney vuelve a saborear el triunfo con el estreno de La Cenicienta. Es en esta época cuando la compañía logra afianzarse en el mercado y continúa con la producción de memorables películas como Alicia en el país de las maravillas o La bella durmiente, estrenadas en 1951 y 1959 respectivamente.

Sin embargo, durante el período 1960-1980 la compañía Disney empezará a experimentar un bajón significativo. La muerte de Walt Disney en 1966 supone un duro golpe para el estudio, que se queda huérfano en una época difícil en la que pocos títulos triunfan.

El resurgimiento de entre las cenizas de Disney

A punto de entrar en bancarrota, Disney consigue recuperar las fuerzas gracias a la magnífica adaptación de La Sirenita en 1989, que le abrió las puertas a una época dorada de producciones exitosas en los años 90; una década muy prolífera de títulos que lograron obtener importantes premios. Entre éstos figuran El rey león o La Bella y la Bestia, aunque el éxito más importante vendrá de la mano de Toy Story tras la compra de los estudios Pixar por parte de Disney.

A partir de entonces, Disney seguiría cosechando importantes éxitos desde la entrada en el siglo XXI. La compañía empieza a apostar por la animación digital y tras Toy Story llegarían, entre otros, Buscando a Nemo (2003) o Up (2009). No obstante, la compañía siguió apostando por películas de real action, y tuvo importantes triunfos con las sagas Piratas del Caribe y Las Crónicas de Narnia.

En la actualidad, Disney continúa labrando una importantísima carrera en el mundo de la animación. Pero, ¿qué le deparará a la compañía en los años venideros? ¿Será capaz de seguir sorprendiendo con emotivas películas? Solo el tiempo lo dirá.

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: