Marca: CHEVROLET (grupo GM)

Modelo: CAPRICE CLASSIC htp coupé.

Año: 1973

Motor: 454 pulgadas cúbicas (7.400 cc).

Potencia: 375 hp a 5.500 rpm.

Torque: 480 lbs/ft. a 4.000 rpm.

Carburador: Rochester Quadrajet de 4 bbl. de 750 CFM.

Compresión: 10 a 1.

Peso: 2.560 kg.

Transmisión: Automática, Caja TH 400 Turbo Hidramatic.

Aceleración: 0 a 100 mts. , 7,5 seg. 0 a 400 mts., 15 seg. a 100 millas/hora.

Velocidad Máx.: 120 millas por hora (200 kms/hr. aprox.)

 

Este elegante carro americano impresiona, ya sea por su apariencia estilizada, o simplemente por el número en su tapabarro delantero: “454”. Así es, un elegante “caballero musculoso”. Pero lejos de un Muscle-Car común, este coche está provisto un equipamiento que comprende vidrios eléctricos, cierre centralizado, volante abatible, velocidad crucero, aire acondicionado, y (obviamente) dirección hidráulica, frenos de poder, y el poderoso motor con su caja automática TH 400.

 

Los Caprice Classic, nacen a la admiración pública a partir de 1965, compitiendo desde entonces, de igual a igual, con su par en la General Motors es decir, los Cadillac. Tal es así, que los pocos que llegaron a Chile eran muy costosos. Conocemos la historia de una persona que trajo uno a Chile en 1967, y al venderlo, con el dinero compró una casa.

 

En esos años, un coche así era todo un lujo. Nuestra Joya del Mes es, hasta donde sabemos, uno de los tres que llegaron al país, lo que lo convierte en un auto bastante exclusivo.

 

Para algunos puede tratarse de un “lanchón”, quizá muy moderno para ser considerado un clásico. Para otros, un verdadero coche “no como los de ahora”, que cuando se mueve por las calles hace girar muchas cabezas para verlo pasar y escuchar su potente rugir.

 

Remontándonos a la historia, los Chevys comenzaron a tener cambios en su carrocería por allá por 1958, en que aparecen las primeras carrocerías alargadas, lo que se fue acentuando con el paso de los años hasta llegar al modelo que presentamos. A fines de los "60 y comienzos de los "70, los americanos comenzaron a colocar grandes motores a sus autos, con cilindradas para dejar perplejo a cualquiera. El gasto de combustible era impresionante, pero en aquel tiempo eso no era muy relevante.

 

Esta joya representa el último aliento de la ostentación americana de los años "70. En esa época todo era grande: autos grandes, pelo largo, cuellos grandes, pantalones “pata de elefante”, y una música que trascendería en el tiempo. Los locos años "70 no volverán... Pero en cualquier semáforo puede sorprenderte el rugido de un monstruo, disfrazado de elegante y estilizado caballero.

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: