fotografia

El 12 de Enero de 1959, cinco jóvenes de Nerja, decidieron ir a coger murciélagos a un pozo llamado "la mina" donde al anochecer salían bandadas de estos animales. Observaron una vez dentro, que una corriente de aire procedía de una hendidura por la que no se podía pasar porque dos estalactitas lo impedían.

Decidieron regresar al día siguiente para así romper las estalactitas. Después de mucho picar uno de ellos pasó y tras arrastrarse por un pasadizo llamó a sus compañeros. Lo que vieron les dejó sorprendidos: una gran sala donde la luz de las linternas se perdía.

Observaron que antes alguien había habitado la cueva, pues aparecían unos esqueletos junto a unos cuencos de cerámica. Bastante asustados a su regreso contaron a familiares y maestros, lo sucedido, dando a conocer el descubrimiento.

Se iniciaron las exploraciones, y se descubrió otra entrada mas abajo oculta por una gran roca que mediante un barreno para retirarla quedó despejada la entrada que durante miles de años había impedido que alguien penetrara en la cueva.

Se realizaron excavaciones arqueológicas y trabajos de acondicionamiento para su visita turística, que se inauguró en 1960, un año después sería declarada Monumento Histórico-Artístico el 15 de junio de 1961.

La cueva tiene una longitud de 4.283 m. pero solo se visita un tercio, ya que las últimas grandes salas tienen peligro de derrumbe y aún hay que acondicionarlas.

Una de las salas mas importantes es la llamada del cataclismo , presidida por una enorme columna de 45 metros de altura, 20 de diámetro y 64 de perímetro, recogida en el Guinnes como la mayor columna del mundo.

Una de sus grandes salas es escenario de espectáculos musicales en algunas fechas del año y este marco incomparable de la Cueva de Nerja se llena de luz, color y melodías.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: