footgrafia

Se estableció en la localidad de Belén, Guadalajara (México), un caballero venido de Europa llamado Don Jorge al que se suponía adinerado ya que conpró la mejor mansión del pueblo. Su personalidad inquietaba a los habitantes de la comunidad ya que vestía todo de negro y se le veía vagar de noche por las calles solitarias y los afueras del pueblo como si fuera un alma en pena. Al poco tiempo empezaron a aparecer animales muertos y sin una gota de sangre en el cuerpo.

fotografia

En un principio se pensó que algún animal bajaba del monte y mataba a los animales domésticos. Pero ocurrió que apareció un niño pequeño muerto  y también sin nada de sangre en el cuerpo y el miedo y el terror se apoderó de las gentes del pueblo que ya no salían de noche y se quedaban encerrados rezando a la luz de las velas. Pero aparecieron más niños muertos y el pánico se convirtió en furia y deseos salvajes de venganza y salieron en grupo los hombres del pueblo con palos y cuchillos hasta reducir a Don Jorge al que acorralaron y le clavaron una estaca en el pecho.

footgrafia

fotografia

Lo sepultaron en una profunda tumba del cementerio y lo cubrieron con una pesada lápida quedándose aliviados sin el depredador sanguinario. Pero a los pocos días ocurrió que la lápida se rescabrejó y empezó a brotar un árbol con mucha potencia y todo el mundo creyó que era la estaca clavada en el vampiro que había echado raíces y crecía con mucha fuerza. Cuando intentaron cortarlo, del tronco brotaba sangre y se creía que era de las víctimas de aquel salvaje,  así que dejaron de cortar asustados y aquí nació la leyenda de que si se cortaba el árbol el vampiro reviviría. Si se visita la localidad de Belén se puede ver en el cementerio el frondoso árbol que sale de la tumba del vampiro y mientras el árbol exista, la leyenda seguirá viva.

footgrafia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: