Tratamiento

Hiperhidrosis

Definición

HIPERHIDROSIS es un término que se refiere a la sudoración excesiva del cuerpo humano, un síntoma bastante desagradable para quien la sufre. Aunque se pueda dar en cualquier parte del cuerpo, su aparición más frecuente suele ser en los pies, en las palmas de las manos, las ingles, las axilas y en la cara.

Efectos

La sudoración excesiva puede provocar la aparición de fisuras de la piel, la cual incluso puede llegar a escamarse y a ablandarse en determinados casos. La zona cutánea afectada por la Hiperhidrosis puede emitir un olor desagradable como consecuencia de las bacterias que descompone el sudor, así como la piel mojada.

Causas

Existen varias razones que pueden llevar a padecer la HIPERHIDROSIS, que siempre será el efecto secundario o síntoma de otra dolencia que padezcamos. Entre ellas, hallamos las siguientes como:

  • Ansiedad
  • Cardiopatías (p.ej. Hipertensión Arterial)
  • Fiebre
  • Hiperactividad de los Tiroides
  • Menopausia
  • Problema del nivel del azúcar en el cuerpo
  • Alteración del sistema nervioso
  • Etc.

Por ello, en caso de padecer la HIPERHIDROSIS, es importante investigar el origen de la sudoración excesiva en cada caso para tratar la causa que lleva al sudor desmesurado. Ello implica acudir al médico de cabecera o un especialista para realizar una serie de pruebas a modo de investigación y así establecer un diagnóstico correcto.

Tratamiento

Existen diversos tratamientos no evasivos dependiendo de la zona afectada y de la causa que la origina. Uno de los tratamientos principales es el cuidado de la higiene corporal, que incluye el aseo corporal de al menos dos veces al día, durante el cual se utiliza un jabón líquido antiséptico o que contenga clorhexidina. Es importante secar bien las zonas afectadas. Posteriormente, se aplica una pomada antibacteriana o una loción que contenga antibiótico. Incluso se puede afeitar las zonas de las axilas, en caso de que ésta sea la zona afectada por el sudor.

Si la causa de la HIPERHIDROSIS fuese la ansiedad, existen tratamientos específicos basados en terapias psicológicas. Una vez se erradique la causa, disminuimos también la sudoración excesiva como efecto secundario del problema original.

Incluso, en casos más extremos, se puede considerar la intervención quirúrgica para extirpar las glándulas sudoríparas. La cirugía laparoscópica se utilizaría como la solución definitiva para combatir la sudoración excesiva en las palmas de las manos o en los pies. Esta cirugía consiste en la incisión bilateral del tórax para conseguir una compensación del sudor en el cuerpo humano. Este tratamiento cuenta con un elevado porcentaje de éxito, su valor está establecido en el 95%.

La radiofrecuencia percutánea es un tratamiento alternativo a la cirugía laparoscópica y consiste en aplicar ondas entre las vértebras denominadas T2 y T4 para disminuir sobre todo la sudoración localizada en las manos. En el caso de la sudoración en los pies, se aplica el tratamiento de las ondas mediante la radiofrecuencia percutánea entre las lumbares de la L1 y L5.

Este tratamiento, la radiofrecuencia percutánea, debe ser realizada por un especialista en radiología quien puede utilizar un TAC para guiarse durante dicha prueba. Además, no precisa de ingreso hospitalario, ya que se puede realizar perfectamente de forma ambulatoria.

sudoración

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: