¿HILO ROJO DEL DESTINO?

He querido empezar con la historia de nuestro amor atemporal, ese amor que me suelta para dejarme volar y estira su mano y me tiene nuevamente perdida en sus ojos pardos.

En Asia oriental tienen una creencia sobre un hilo rojo conocido como "cordón rojo del destino", en occidente comúnmente lo llamamos "almas gemelas".

Dicen por ahí que los dioses atan un cordón rojo alrededor del tobillo o del dedo meñique de los que han de conocerse en un momento concreto y de una manera determinada sin importar la distancia, la edad, los tiempos.

Las dos personas unidas por el hilo rojo están destinadas a ser amantes, independientemente de la hora, el lugar o la circunstancia. Nuestro cordón mágico se puede estirar o enredar, anudar en algún momento en otra relación, pero nunca puede romperse y vamos a encontrar nuestro otro extremo del hilo siempre.

Ese extremo de mi hilo rojo lo encontré atado a un alma única, compleja y llena de magia.

8 de Septiembre 2012, él 54 recién cumplidos, yo por cumplir 37; era lo que nunca busqué y siempre soñé, una hermosa mezcla de luz y sombras, siempre he sido una fiel creyente del destino, creo que todos estamos destinados a estar con alguien, y buscamos sin querer a esa persona, y nuestra alma reconoce a su alma gemela, no importando la distancia ni el lugar.

Me enamoré a la primera palabra suya, palabras llenas de banalidad pero que me ataron de ahí para siempre a él, dulces verdades y mentiras que llenaron de miel mi alma.

Todo un personaje lleno de aventuras, glamour, experiencias, un don Juan que cayó en las redes del amor según sus palabras, cayó en las redes de una mujer naif, una mujer que no tenía idea de lo hermoso y doloroso que es amar. Fui la número 100 en su cama, como me encantaba pensar que había logrado atrapar el alma de un ser como él, tan sensual, tan libertino, tan aficionado a vivir al extremo.

Nos amamos a full, sin planearlo, una entrega total y sin egoísmos, parecía un sueño, ¿Acaso se puede ser tan feliz sin que la vida se pusiera celosa de nuestras risa bajo las sabanas, de nuestras miradas cómplices, de mis ojos asombrados al escuchar sus experiencias? Tenía que actuar la distancia, los tiempos distintos, las prioridades, los negocios, tenía la vida y la realidad que carcomer con sus celos mi perfecta felicidad y enredar nuestros hilos rojos para separanos.

Estamos a kilómetros de distancia y sigue siendo mi mejor amigo y yo su amiga incondicional, dirán que soy una masoquista empedernida, es verdad, ¿pero acaso puedo negarme ese placer de escuchar la voz de quien amo aunque le diga que ya lo olvidé como hombre y lo superé? No puedo ni quiero dejar de sentir ese calor que me produce su acento argentino.

Destinados a ser y no ser, a amarnos y odiarnos a la vez, a cuidarnos y dañarnos siempre, a extrañarnos y odianos, a herinos con las palabras y a buscar una reconciliacion, quiza somos almas gemelas que estan destinadas a sufrir la separacion en una y otra vida.

¿Complicado? Si lo es, y duele pensar que pudo haber sido y no fue, por ahora… pero mañana quizá….Quien sabe si ese hilo rojo del destino en el creo haga que estemos juntos nuevamente.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: