En las ultimas semanas he tenido la oportunidad de observar tres tipos de odio a los padres por parte de adolescentes, que evidentemente se encuentran molestos, furiosos, descontentos.Ninguno de nosotros, los que tenemos el rol de padres y madres, mas o menos responsables, nos merecemos el odio de nuestros hijos, por los cuales estariamos en condiciones de dar por lo menos, la mitad de nuestras vidas.

El primer caso que llamo mi atencion fue el jubilo adolescente de un chico de 16 años al morir su padre. Celebro en su pagina web la muerte y se quejo de que todavia su madre tuviese vida. Los jovenes en la mayoria abrumadora de los casos, no poseen las herramientas para lidiar con los graves problemas por los que a su juicio pasan diariamente. En este primer caso:padres separados, madre descalificando de la peor manera al padre; ella la victima impotente de una situacion que no sabe manejar, atormentando de manera sistematica su joven mente tiene como consecuencia por lo menos, el gran alivio que siente este joven al verse libre, por lo menos, de la mitad del problema. En este caso mama debe aprender a no usar a los hijos para manipular "al hombre de su vida".

El segundo caso, joven quinceañero que alega que no resiste a su madre, ni ella lo soporta a el, por lo que decide irse a vivir con su abuelita. La cual "es un poco mejor" segun el muchacho. El muchacho por su extrema juventud tal vez no pueda manejar una situacion como esta ...pero la madre: No tiene la capacidad ni siquiera de pedir consejo al orientador escolar?? ¿Que pasa con algunas madres y padres? Por que este adolescente tiene padre. Dejaran que este malestar hacia la mama siga creciendo hasta hacer que este se convierta en algo mas profundo y duradero??

Y el tercer caso: adolescente de 17 años el cual insulta a su padre, le dice que lo odia y le desea la muerte, no quiere tener mas relaciones con ninguno de los miembros de la familia.Vive con su madre desde siempre ya que sus padres se separaron desde que era un bebe. El padre obsesionado por la culpa malcrio y dio todos los gustos a este muchacho quien sin embargo ,al cabo de los años siente que algo mas le falto.¿ Sera que cambiamos afecto por cosas materiales?. No podemos precisarlo, pero de algo si estamos convencidos ,nos falta al educar a los muchachos tres cosas fundamentales: Amor, lo cual es basico. Un abrazo, un beso y un te quiero hacen milagros. Proteccion: ya que un niño y en especial, un adolescente tiene como principio y fin de su vida al padre como proveedor de la seguridad y proteccion necesarias para su desarrollo emocional; y Limites: porque cada dia mas el padre y la madre deben poner su autoridad como pilar fundamental para que todo funcione correctamente, con el debido respeto y disciplina hacia sus hijos. En el futuro lo agradeceran.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: