EL HIJO VUELVE A CASA.

 

Un día decidí marcharme, y abandonar a mi viejo.

Llamando le dije padre, no quiero mas tus consejos.

Dame de herencia mi parte, porque quiero irme muy lejos.

.

Tomando todo en mis manos, un día me marche del pueblo.

Me fui a un país muy lejano, y allí viví de lo bueno.

Con amigos y mujeres, malbarate mi dinero.

.

Pero un día vi que los verdes, comenzaron a faltarme.

Los amigos tan queridos, empezaron a dejarme.

Y allí me quede solito, sin dinero y sin quien me ame.

.

Como todo me faltaba, tuve que buscar trabajo.

Y al no saber hacer nada, no pude ser contratado.

Por eso a apacentar cerdos, a una hacienda me mandaron.

.

Y al ver que padecía de hambre, me sentí tan humillado.

Dije volveré a mi casa, y le diré padre amado.

Yo he pecado contra ti, perdóname mi pecado.

.

Y estando cerca de casa, yo levante la mirada.

Y vi a mi padre querido, que a la puerta me esperaba.

Como si hubiera sabido, que el prodigo regresaba.

.

Yo pensaba en los reproches, en todo lo que diría.

Pero no me dijo nada, aunque yo lo merecía.

Solo lo vi tan feliz, al ver que su hijo volvía.

.

Corriendo se echo en mis brazos, y muy fuerte me abrasaba.

Y aunque quise disculparme, no me permitió que hablara.

Solo escuche que me dijo, aquí no a pasado nada.

.

Traigan el mejor vestido, pongan anillo en su mano.

Maten el becerro gordo, porque esto hay que celebrarlo.

Porque mi hijo estaba muerto, y a sido resucitado.

 

Letra norteña.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: