Mi hijo fue diagnosticado con TEA hace un mes y medio  En España solo un neurólogo puede diagnosticar autismo. El problema es que en el sistema de salud pública simplemente te dicen que tu hijo tiene autismo pero no te hacen pruebas para saber qué tipo o que grado de autismo tiene ni tampoco te dan terapia. Así que somos los padres los que tenemos que buscar una asociación que haga terapia para niños con esta condición. Mi hijo tiene 3 años y cuando tenía 22 meses empecé a ver un cambio en él. El primer síntoma fue que dejó de jugar con sus jueguetes y lo único que hacía era pasear sus juguetes mientras los sacudía y los ponía en su oído  Después dejó de responder a su nombre y parecía que no prestaba atención. Además, en vez de aumentar su vocabulario, cada vez decía menos palabras hasta que finalmente dejó de hablar  Siempre durmió poco y es extremadamente caprichoso a la hora de comer. Con 2 años y 10 meses empezó a taparse los oídos y entonces fue cuando tuve claro que tenía el autismo  Sin embargo, fue muy difícil convencer a su pediatra de que algo iba mal con mi hijo. En la revisión de los 2 años le comenté que mi hijo cada vez hablaba menos y que no respondía a su nombre, dos síntomas muy comunes en el autismo, pero ella no le dió ninguna importancia e incluso insinuó que el niño estaba malcriado. Finalmente, conseguí que me derivaran al neuropediatra gracias a la especialista del digestivo que si me escuchó y se fijó en que el niño no miraba a los ojos a desconidos. Después de esperar 4 meses y medio para la cita, el neurólogo que lo atendió sólo le hizo una prueba de cogerle la mano y caminar con él. Como mi hijo no le miró a los ojos el diagnóstico fue autismo no verbal. Ahora mismo he encontrado una asociación a 40 minutos de donde vivimos y allí le hacen dos sesiones de terapia ocupacional de 40 minutos a la semana. En verano le darán dos sesiones de terapia del habla a la semana y espero que en otoño le den más terapia en la escuela infantil. Desgraciadamente en España el tema del autismo aún está en pañales y la mayoría de los pediatras españoles no tienen ninguna formación en autismo. 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: