El título parece referirse a un plato de comida.

Al propósito cabe recordar  el hígado frito,

ingerido muchas veces en casa o en restaurantes limeños.

Pero de lo que trataremos en esta oportunidad es del hígado revuelto que nos ocasiona diversas situaciones de la vida diaria.

Una de ellas puede ser que algún atrevido,joven y poco afortunado limpie su vehículo con agua ,jabón y todo los  agregados posibles, delante de tu vivienda, a pesar de contar con estacionamiento propio y vivir en lugar cercano habilitado para tal diligente actividad pero por razones que sólo el susodicho puede explicar ,la realiza delante de nuestras narices ,aprovechando de nuestro buen humor, que mejor dicho es tranquilidad y comprensión de su debilitado bolsillo por el pago de sus gastos diarios, la hipoteca y otros desembolsos que se acrecientan en una situación de inflación que ya asoma como signo evidente de una situación  que de repente marca el inicio de una época de vacas flacas, era que nadie prefiere, nadie desea  pero que puede presentarse.

Es la tranquilidad que dan los años sumados en varias décadas,y que pueden explicar la situación tan graciosa del panorama peruano en víspera de elecciones presidenciales en segunda vuelta,inflación declarada aunque no acelerada, y con claras intervenciones de personas, grupos , organizaciones,etc en favor de uno y otro candidato.

A la verdad que en nuestras narices y en nuestra propia casa intervengan de la forma como lo están haciendo , implica una paciencia,madurez,tranquilidad digna de ser destacada aunque ello no implica que no se estén iniciando o desarrollando planes de uno u otro cometido que puede traer consecuencias a Perú y de repente a otros países de la región.

Si en términos normales se puede dar pronósticos como el reseñado en el artículo "Pronóstico para segunda vuelta"; de concretarse situaciones anormales el pronóstico vuela por los aires y las consecuencias de situaciones anormales son de difícil pronóstico.

Si lo que se anota en un Pensamiento de Dochanlu, en la guerra, en el amor y en la política todo vale, evidentemente el panorama peruano se presenta por un lado gracioso pero por otro lado,muy inquietante, por el grado de fuerzas nacionales y extranjeras que pueden intervenir  en estas tres semanas hasta el cinco de junio día de la segunda vuelta presidencial.

Responsabilidad nuestra pero también ajena, que ojalá dé como resultado que el país siga su ruta en pos de mejores situaciones.

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: