Amáncio Ortega, fundó con su primera esposa Rosalía Mera, una industria téxtil (INDITEX) y la cadena de tiendas Zara. Se le considera el hombre más rico de España y el segundo de Europa. Después de 25 años de matrimonio, se divorció de Rosalía Mera en 1986, con quien tuvo una hija y un hijo discapacitado, para casarse con una empleada de sus tiendas, Flora Pérez, con la que tuvo una hija, actual heredera del imperio que montó su padre, Marta Ortega.

 

fotografia

fotografia

La marca Zara está en 29 países y en 3 continentes con un total de de 450 tiendas. Flora Pérez, su actual mujer, se encarga de Bershka, una red de tiendas de moda para jóvenes adolescentes no demasiado cara.

 

fotografia

Marta, la única hija de este matrimonio, ha estudiado en el Colegio de Jesuítas de la Coruña y habla tres idiomas. Desde la infancia es aficionada a los caballos, y hasta que no fué mayor siempre estuvo acompañada por una institutriz inglesa. Ahora el que la acompaña siempre es su novio, el jinete asturiano Sergio Álvarez, con el que ya se sabe va a contraer matrimonio. Marta, actualmente tiene 27 años y Sergio 26 y comparten la misma afición por los caballos.

 

fotografia

Los detalles de la vida de esta rica heredera, son muy seguidos por la prensa en España, sin embargo, pocas cosas trascienden de ella, ya que se mantiene inaccesible y si no es por alguna competición de hípica, no se la puede localizar, ya que no asiste a eventos ni actos de sociedad de ningún tipo, al igual que su padre, que siempre se ha mantenido en el anonimato. Con mas de tres años de relación, Marta y Sergio están planeando su boda para los primeros meses de 2012.

 

fotografia

Últimamente han participado junto a Cayetano Martinez de Irujo, en la pruebas del equipo español que competirá por ganar la Copa de Naciones. No obstante, todo lo relacionado a su próxima boda, se esconde tras un muro de silencio, y lo único que ha trascendido es que se celebrará en A Coruña.

 

fotografia

Marta empezó a montar a los 10 años, y como ojíto derecho que es de su padre, este le construyó el complejo hípico Casas Novas, en Arteixo. Después de licenciarse en Ciencias Empresariales, se integró durante un tiempo en los dominios laborales de los que es heredera única y trabajó en Zara como dependienta de una de las tiendas de Londres, también en Barcelona y Shanghái, siguiendo un plan trazado por su padre para que conociera de primera mano , los entrecíjos del negocio, para que en un futuro pues Amáncio ya tiene 75 años, y estará pensando en retirarse del mismo.

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: