Llegué a un punto en mi vida en el cual no siento los años, veo como cada uno pasa y pasa pero realmente no he sentido un cambio como tal o eso era lo que pensaba hasta apenas hace un par de semanas.

Mi iluminación llegó en una salida con amigos de la preparatoria. La salida era como cualquier otra, hablamos sobre lo que habíamos estado haciendo, nuestras relaciones, cuando sería la próxima vez que todos nos juntaríamos a beber y cuando había sido la última vez que nos habíamos visto; todo era normal pero en un momento empezamos a hablar sobre trabajo. Esa parte no me la esperaba, los tres muchachos que faltaban a clases en la prepa y cuya mayor preocupación en ese momento era sobre la fiesta del siguiente viernes estaban hablando sobre trabajo y todo lo que involucraban sus actividades.

Todos ya hemos crecido

Cada uno ya está formando su camino y es increíble ver cuánto hemos cambiado en todo este tiempo; hablábamos de sueldos y de las cosas que habíamos o vamos a comprar con dichos ingresos, también hablamos de las empresas en las que estamos o de las que están en nuestros planes trabajar. Y lo más increíble de esto es que ambos amigos dejaron los estudios hace un par de años pero aun así están demostrándome como se puede triunfar de diferentes maneras y que el estudio es una opción que bien podemos tomar o en cambio siempre podemos encontrar nuestro propio camino.

Trabajo

Al final del día es nuestra vida y nadie sabe mejor lo que queremos para nosotros que uno mismo. Se vale probar diferentes opciones hasta encontrar la que más nos guste, se vale dudar y también se vale salirse de este gran carnaval por un tiempo pero lo que no se vale es quedarse en esa zona de confort y no intentarlo por miedo al fracaso. Por mi parte yo seguiré intentándolo a mi manera y siempre teniendo de inspiración a este par de amigos porque si bien al final somos los de siempre todos ya hemos crecido.

Camino

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: