fotografia

La mayoría de epistaxis o hemorragia nasal se frena a los pocos minutos pero se deben tener ciertas precauciones para evitar que se pierda demasiada sangre. La epistaxis se produce en algunas personas con cierta frecuencia y ello es debido a que los pequeños vasos sanguíneos que se encuentran en el interior de la nariz tienen las paredes algo débiles y se lastiman con facilidad. Estas personas deben evitar hurgar con frecuencia en la nariz y de hacerlo utilizar un algodón y sonarse de forma suave y con cierta delicadeza.

fotografia

fotografia

En invierno se suelen dar más casos de hemorragias nasales debido a que el frío seca las membranas y se forman algunas costras que acaban por desprenderse que es cuando se produce el sangrado. En contra de lo que se suele aconsejar cuando la nariz sangra no hay que inclinar la cabeza hacia atrás, sino hacia adelante para expulsar la sangre que quiere salir. Si se inclina la cabeza hacia atrás lo que se consigue es que la sangra vaya a la garganta o a la boca.

La palabra epistaxis procede del griego y quiere decir "goteo" y se suele producir con frecuencia en niños y niñas de 2 a 10 años pero también en la adolescencia aunque con menor frecuencia.

fotografia

fotografia

Son varias y diferentes las causas por las que se produce el sangrado de nariz como puede ser el sonarse con demasiada fuerza, hurgar con los dedos o las uñas, estornudar fuerte, sufrir algún golpe, etc, Por otra parte las personas con hipertensión arterial o tratadas con anticoagulantes o antiinflamatorios son con frecuencia más propensos a tener sangrados de nariz. No obstante, estos sangrados no suelen durar más que unos minutos y solamente requieren tener cierta precaución para evitarlos. En el caso de que fueses demasiado frecuentes ya se tiene que consultar con el médico pues se podría tener algún tipo de infección.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: