hemoptisis

HEMOPTISIS

Es un término médico que hace referencia a la TOS CON SANGRE. Mediante la tos se suele expulsar la expectoración o flema procedentes de las vías respiratorias. La mucosidad expulsada suele presentarse con una coloración rojiza por su contenido en sangre. Dado que se mezcla la sangre con la mucosidad y el aire, suele tener un aspecto espumoso. Dicha expectoración no se debe confundir con la sangre bucal o el sangrado digestivo.

Es importante analizar la procedencia de dicha sangre, así como su origen y causa para obtener un diagnóstico adecuado. Una vez asegurado que se trata de HEMOPTISIS y no de otra enfermedad, se puede prescribir un tratamiento correcto. Igualmente, hay diferentes niveles de Hempotisis, desde un nivel leve hasta el grado severo. Cuando se trata de una HEMOPTISIS severa, el paciente puede, incluso, fallecer por esta causa.

Cuando un paciente expectora sangre, es importantísimo consultar con un profesional para analizar la procedencia de la HEMOPTISIS, puesto que las causas pueden ser muy variadas, como, por ejemplo, las siguientes que se alistan más abajo:

  • Existencia de un coágulo de sangre en el pulmón.
  • Inhalación de sangre a los pulmones.
  • Bronquitis
  • Cáncer
  • Fibrosis quística
  • Vasculitis (Inflamación de las arterias en los pulmones)
  • Neumonía
  • Edema pulmonar
  • Tuberculosis

Estos son tan sólo algunos ejemplos que pueden provocar una tos con contenido sanguíneo en la expectoración. No obstante, mediante la realización de diversas pruebas, se puede obtener un diagnóstico adecuado.

En el caso de expulsar sangre a la hora de toser no se debe recurrir directamente a los medicamentos antitusígenos como método de automedicación, debido a que se puede generar una obstrucción sanguínea en las vías respiratorias, lo cual empeoraría el mal en vez de ofrecer un remedio. Por eso, se aconseja consultar previamente un médico. De este modo, el paciente se asegura un tratamiento adecuado. Se debe acudir al profesional siempre que se expectore sangre y presente otros síntomas secundarios como, por ejemplo, tos con sangre, se tenga orina en la orina o las heces (la coloración negra puede ser síntoma de contenido de sangre en las heces), dolor torácico, presencia de vértigo, fiebre o mareo, así como dificultad respiratoria. El facultativo realizará una serie de preguntas al paciente para averiguar los síntomas que padece y solicitará una serie de pruebas que le facilitarán el diagnóstico y así poder proveer un tratamiento adecuado.

Dicha afección no se deberá tomar nunca a la ligera, ya que las alteraciones respiratorias y, por ello, de la HEMOPTISIS, pueden ser muy diversas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: