Helena de Troya

Helena de Troya, nació en la tribu doria, la tribu dominante en la Grecia Clásica. 

La tribu doria era de origen Germánico, consiguieron mantener su aspecto natural porque no se relacionaron con los nativos. 

Vida de Helena de Troya

Sus padres fueron el dios Zeus, y una mujer mortal llamada Leda. Para seducirla Zeus optó por tomar la figura de un cisne, ya que era una mujer casada. Zeus y Leda mantuvieron relaciones de las que nacieron Helena y Pólux.

Helena, siempre fue considerada como una mujer de una enorme belleza por ese motivo fue secuestrada dos veces, una por Paris y otra por Teseo.

Al tener la edad adecuada para casarse, a Helena de Troya se le acumularon los pretendientes. Pero, no era solo por su atractivo sino también por conseguir el trono de Esparta. 

Se decidió por Melenao, con quien tuvo dos hijos. 

Su historia con Paris se inició cuando él estuvo como jurado en un concurso de belleza. A Paris, se le conocía como el de la hermosa figura, eligió a  Afrodita como la más bella, ella quiso agradecerle el detalle y le prometió que haría todo lo que estuviera en sus manos para  que Helena de Troya se enamorara de él. 

Paris realizó un viaje a Esparta y una vez que estuvo allí lo recibieron Helena y Melenao. No pasó mucho tiempo hasta que llegó el día en el que Helena se enamoró de Paris y huyeron juntos a Troya, Aunque otra versión de la leyenda dice que Paris la raptó y la obligó a la fuerza a ir a Troya con él.

La historia de la guerra de Troya

La visita de ambos a Troya resultó ser un triunfo. Ya que los troyanos quedaron impresionados por la presencia de Helena. Una adivina predijo que Helena arruinaría a Troya, pero nadie quiso escucharla. 

Melenao también viajó a Troya acompañado de un numeroso ejercito con el objetivo de recuperar a su mujer. Su entrada en Troya pasó desapercibida ya que la misma la realizaron en el interior de un caballo de madera que habían construido con anterioridad. Una vez que estuvieron dentro de Troya se inció la batalla en la que murió Paris. 

El vencedor de la guerra de Troya fue Melenao y no dudó ni un instante en perdonar a Helena de Troya. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Helena de Troya

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: