Heinrich Heine

HEINRICH HEINE

(*Düsseldorf, 13 de Diciembre de 1797 – †París, 17 Febrero de 1856)

Su nombre completo era Christian Johann Heinrich Heine, aunque pasó a la fama omitiéndose los dos primeros nombres y es por HEINRICH HEINE, como se conoce actualmente al este famoso ESCRITOR ALEMÁN. Su fecha de nacimiento es bastante incierta, puesto que no se conservó ningún documento que lo corroborara. HEINRICH HEINE nació en el seno de una familia judía. Hijo de un matrimonio de comerciantes, HEINRICH HEINE era el primogénito de cuatro hermanos en total. En el año 1803, HEINE ingresó en la escuela israelita privada llamada Hein Hertz Rintelsohn. Un año más tarde, se aprobó una ley que permitía a los niños judíos ingresar en los colegios estatales, por lo cual le cambiaron de colegio público cristiano. Cuatro años más tarde ingresó en el Liceo donde, sin embargo, no terminó sus estudios, ya que sus padres le sacaron antes de sacar su licencia aprobatoria. Según la tradición judía, querían que su hijo HEINRICH HEINE siguiera sus pasos convirtiéndose así de mayor en un comerciante como ellos.

Entre los años 1815 y 1815, Heinrich Heine trabajaba para un banquero en Fráncfort del Meno. Fue en esta época cuando conoció la vida judía en el ghetto de la ciudad y comenzó a frecuentar junto con su padre la Logia masónica. Ahí es donde él mismo vivió cierta marginación por parte de los demás asistentes por ser de origen judío. A partir de 1816, HEINRICH HEINE comenzó a trabajar para su tío pudiente quien tenía un banco y grandes influencias sociales. Durante esta época gozaba de seguridad económica y se dedicaba en su tiempo libre a la escritura, afición que despertaba ya en la época escolar durante la cual se dedicaba a escribir poesía. Aunque su tío no estaba muy de acuerdo que el joven se dedicara su tiempo a escribir.

HEINRICH HEINE mostraba cierto talento comercial, por lo cual su tío le confió una empresa propia que poseía en aquel entonces, una tienda de tela. No obstante, el joven llevaría este negocio familiar pronto a la ruina, porque se dedicaba de lleno a la escritura mientras se olvidaba de sus obligaciones de pagar los recibos del negocio.

Para evitar riñas familiares, su padre decidió por aquel entonces enviarle a Hamburgo para comenzar una carrera universitaria. Se matriculó en Derecho, aunque HEINRICH HEINE no tenía mucho interés en esta materia. Más bien aprovechaba su estancia allí para asistir a seminarios de literatura y se enamoró cada vez más de ella. Entre los años 1821 y 1823, HEINRICH HEINE se fue a la Universidad Humboldt de BERLÍN, donde asistió a las clases de Georg Friedrich Wilhelm Hegel. No tardó en entrar en el círculo literario de Berlín, donde encontró el reconocimiento literario y el apoyo que tanto necesitaba. Fue allí y a partir de 1822, cuando comenzó a publicar sus primeros libros que empezaron a aparecer por distintas librerías de la ciudad.

HEINRICH HEINE sufrió mucho bajo el maltrato recibido por parte de los alemanes por ser descendiente de judíos. Este odio hacia su religión le llevó en el año 1825 convertirse al cristianismo, porque, como escribió en una ocasión a un amigo, “…yo tampoco tengo la fuerza de llevar esta barba y que me insulten…”.

HEINRICH HEINE obtuvo bastante éxito literario durante los años treinta y cuarenta del siglo XIX, décadas en las que escribió y publicó un gran número de libros. No obstante, la única persona que se hizo rico a costa del escritor alemán fue el editor, quien cobraba las ganancias por las ventas. Heinrich Heine no llegó a ver casi nada de estos ingresos, hecho que le obligó a vivir en la miseria. Este escritor alemán es considerado el último literario del romanticismo y creó un lenguaje sencillo alemán por el cual fue muy admirado y querido por sus lectores. Actualmente es considerado uno de los mejores escritores de su país natal. Muchos de sus libros han sido traducidos a diferentes idiomas, entre ellos también al español.

En una ocasión llegó a decir: “Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos.” Esta cita de HEINRICH HEINE ha sido utilizada incluso en los documentales sobre Adolf Hitler y la escena donde cumplen con su orden de quemar los libros de los eruditos, porque el régimen nazi quería reformar y controlar los estudios de los alemanes que visitaban los colegios en aquella época y no querían que los lectores del pueblo alemán fuera influenciada por ideologías diferentes que no fueran del mismo régimen.

Heinrich Heine

Heinrich Heine

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: