Haz lo que yo diga, pero no lo que yo haga

La frase "haz lo que yo diga pero no lo que yo haga", representa la esencia más pura de la tremenda hipocresía y falsedad en la que vive envuelto el ser humano en la actualidad

Son muchas las personas que son maestras en enviar mensajes contradictorios todos los días. Son especialistas en hablar de moral y de conveniencia, siempre y cuando sea la suya, evidentemente, y  muchos han terminado por aceptar como normal la contradicción. 

Haz lo que yo diga pero no lo que yo haga, y la sociedad 

Desde los padres que insisten una y mil veces a sus hijos, en que para conseguir algo en la vida, tienen que estudiar y trabajar duro, deben esforzarse al máximo; pero luego son ellos los primeros que se pasan el día quejándose de que madrugan demasiado, trabajan demasiadas hora y cobran una miseria. Les están transmitiendo el mensaje contrario al que quieren, si los hijos se esfuerzan demasiado, llegarán a estar tan amargados como sus padres. 

Hasta la familia, los amigos, los vecinos y cualquier persona que se cruce en el camino de uno. Todos, absolutamente todos, tienen la frase corecta, la solución perfecta a los problemas, tienen la capacidad de ver la vida mejor que los demás y el consejo que es más adecuado para cada uno. Pero, la realidad es muy diferente, a la hora de la verdad ellos son incapaces de aplicarse aquello que predican. Su excusa somos distintos. 

Haz lo que yo diga pero no lo que yo haga y la política

Los políticos son especialistas en teorizar, en ponerse como ejemplo de honestidad y de honradez. Hablan y hablan, del bienestar de los ciudadanos y de lo mucho que hacen por ellos. Cuando la realidad es bien diferente. 

Ya lo dijo Groucho Marx: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". Y algunos ciudadanos siguen viendo la política y a los políticos como la mejor solución.

Ante esto lo mejor es no hacer caso de lo que digan los demás, ni de lo que hagan, ya que consideran que saben más y son mejores que el resto. Cada uno debe pensar y actuar como mejor considere, sin perjudicar a los demás, y solo así tendrá aquello que busca. 

 


 

 

Haz lo que yo diga, pero no lo que yo haga

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: