¿Te has preguntado cuantas veces sí o no?

¿Te has preguntado alguna vez, cuantas veces has dicho sí queriendo decir no? Especulo que así es. ¿Cuántas veces has sido víctima de manipulaciones psicológicas o chantaje emocional?

Luego entonces, tenemos que revisarnos y saber si dentro de nuestros objetivos, necesidades personales, tenemos la inclinación o la pretensión de agradarle a todo el mundo. Esto es algo que no tiene nada de malo y, es hasta una idea que tiene su encanto, como es; el ser aceptados pero, no es menos cierto que eso en la práctica es utópico.

Consideremos; que si para agradar a otros, te colocas en el predicamento de asumir una conducta complaciente, servil, y acatar los deseos de los demás, condonando los tuyos, esta posición de dependencia asumida en esta circunstancia te convierte en una nulidad como persona y aunque incidentalmente te ganes la aprobación de otros, tienes que considerar que esa aprobación estará sujeta, durante el tiempo que dure esa aceptación permanente ante sus deseos, haciéndote perder la aprobación más importante que; es la tuya.

Cuándo te aman de verdad te respetan, no lo olvides nunca, no es una aceptación interesada y comprenderá el momento en el cual no puedas complacerlo (a), en el entendido por cierto que no es una desconsideración, sino que; en esta circunstancia en particular, existen razones válidas que no te permiten dar un sí por respuesta, sin que esto afecte la relación.

si o no

Es gratificante cuándo ayudamos

Es gratificante cuando podemos ayudar a otros, sin embargo, hay momentos en que este acto de altruismo no está dentro de lo posible.

1.- Cuándo se tiene algo importante por hacer o que exista un compromiso previamente establecido de singular importancia, que afecta nuestras prioridades.

2.- Cuándo te pidan algo que está en contra de nuestros principios y valores.

3.- Cuando las consecuencias que se deriven del decir sí no te convengan.

4.- Cuándo no se disponga del tiempo que se requiera y que al involucrarte en esa particular actividad, acabaría por dejarte en medio del estrés y la angustia.

La importancia de decir no en el momento apropiado

Es de suma importancia delimitar las cosas pero; también el sentido de humanidad, las relaciones… Ser generosos, servir a los demás es realmente hermoso, sin embargo, es necesario establecer o delimitar un equilibrio entre ser altruista y ser serviles, es cuestión de discernir cuándo es apropiado decir no. No por lo que se dice, sino como se dice. lo que conmueve las relaciones.

Un no desconsiderado, agresivo, puede dar al traste con la relación. Es de una importancia capital que, cuando pronuncies un no, lo hagas con convicción y firmeza y al mismo tiempo tenga calidez humana, de ser posible, expresar las posibles razones que te impiden decir sí, de una manera sencilla, delicada, sin que ello te despoje del énfasis y lo irrebatible de tu decisión. Si la otra persona, no entiende tus razonamientos, no te enrolles, es su criterio no el tuyo y por cierto no asumas sentimientos de culpa.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: