no te has dado cuenta

¿No te has dado cuenta... que has cambiado?

¿No te has dado cuenta que eres otro hombre?

¿No te has dado cuenta lo perfecto de lo que somos?

¿No te has dado cuenta que sonríes y descansas, en medio del tiempo que esperamos a que avance, como si supiéramos que estamos cerca de encontrarnos?

¿No te has dado cuenta que te elijo, y te vuelvo a elegir cada día, ante el hecho irrefutable de descubrir tu belleza, que escarbé en tu silencio?

¿No te has dado cuenta que empiezan a brotar de tí palabras como azucenas de colores, sembradas en el huerto de tu dulzura?

¿No te has dado cuenta que tus días y tus noches llevan el aroma que te devuelve a mí?

¿NO TE HAS DADO CUENTA que el lazo que nos ciñe se teje de tiempo, de otoño, de risa, de lo que nos quede de vida?

¿No te has dado cuenta que tu vida sin la mía, pareciera un grito mecánico, un grito al que le falta el aliento, al que le falta la melodía del canto que entonas cuando tu cuerpo gime en el mío ?

¿No te has dado cuenta?…

Porque yo me he dado cuenta que no puedo huir más, que no quiero huir otra vez; pues tu piel, tu voz, tu sombra sin variaciones, sin confusiones, me envuelve, me enviste en un calendario distinto.

¿No te has dado cuenta que tu nombre me pertenece, que las letras que te llaman suenan plenas en mi boca?

¿NO TE HAS DADO CUENTA que mi mirada te hace grande, a pesar de que la esquives en el momento en que fluye la sangre blanca que te hace hermoso, no te has dado cuenta que tu cabello se entreteje en mis dedos como hilos que me ciñen a tu cielo y que tu cuerpo ya no puede vivir sin el mío?

Porque yo me he dado cuenta... yo me he dado cuenta que tu olor me persigue, que tu voz me habla en medio de sueños cuando no estás conmigo, que mi cuerpo te busca a tientas, como si tus manos, tus besos, tus brazos, tus formas de dominarme fueran el refugio que he buscado en mi destino

¿No te has dado cuenta que el mundo que construimos, los habitantes que le inventamos, las palabras que distorsionamos, son el mundo de los dos, donde nos hacemos fuertes, donde nos baña la inspiración, donde simplemente nos logramos abrazar... seamos como seamos?

¿No te has dado cuenta que soy tu hogar y tu mi canto?

Porque yo me he dado cuenta, me he dado cuenta que tu voz, es mi voz,

que tu silencio es mi palabra,

que tu deseo es mi refugio,

que tu mirada es mi consuelo,

que tu desgarradura en mi alimento,

y que mi agonía, esa en la que me diluyo en tí, esa agonía... es tu victoria.

¿No te has dado cuenta?

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: