La Hamburguesa tal y como la conocemos, tuvo sus orígenes en el siglo XIV en Alemania.

Sin embargo, hay indicios de que mucho antes ya se comía y cocinaba algo similar. Por ejemplo, en Egipto se encontraron restos en algunas tumbas de dos trozos de pan rodeando pedazos de carne. Cabe decir que esta comida era única y exclusivamente para gente rica y con poder, ya que sólo ellos podían tomar carne (el resto del pueblo era básicamente vegetariano), debido al coste de éste producto.

Como dato, podemos añadir que el pueblo mongol también era un gran consumidor de carne picada. ¿Cómo la preparaban? Ponían trozos de carne debajo de sus sillas de montar y, cuando ya habían cabalgado durante mucho tiempo, la sacaban y ya estaba picada. Sólo faltaba especiarla y cocinarla. He aquí el orígen de los filetes rusos.

En cuanto a Alemania, la HAMBURGUESA surgió ya que los métodos de conservación de la carne en el siglo XIV no eran los mejores, ni la calidad de la carne. Por ello, a la carne picada la especiaban con distintos tipos de condimentos y era la que principalmente podía comer la gente pobre del pueblo.

Años más tarde, en el siglo XIX, las recetas de la hamburguesa llegaron hasta Inglaterra. Allí uno de los médicos más famosos recomendaba comer unos tres filetes grandes de hamburguesa diarios, y numerosas personas decidieron seguir su dieta.

Finalmente, en el año 1880 y debido a las influencias de Inglaterra y Alemania, la Hamburguesa llegó hasta América. Una vez allí, ya es conocida por todos la historia de tradición que existe alrededor de éste delicioso manjar, con distintos modos de preparación, cocción y condimentos acompañantes dependiendo de la situación geográfica en la que nos encontremos.

Uno de los grandes manjares de la historia. ¡Que aproveche!

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: