Halloween

Me gustan las tradiciones, sean del país que sean… es interesante ver de qué forma la gente celebra las fiestas y los días señalados.

Creo que las tradiciones son las huellas que los seres humanos dejamos en este mundo. Y hablando de tradiciones, siempre hay una que me viene a la mente en cuanto veo asomar el otoño por la ventana de mi habitación, Halloween.

Aunque la fiesta de Halloween es una tradición anglosajona que significa “Víspera de Todos los Santos” y se celebra el 31 de octubre, es una de las tradiciones que más seguidores tiene en todo el mundo, y que cada vez se está extendiendo más. ¿Por qué tantos fans? Simplemente porque se ha convertido en una “excusa” para celebrar una noche diferente, una noche de terror, de fantasmas, de brujas y llena de magia, si se puede ver así.

Decoración de Halloween

Lo mejor de Halloween es la decoración. Pero no me estoy refiriendo únicamente a los disfraces de fantasma, bruja y monstruos. Para mí, lo “bonito” de esta tradición es poder crear un ambiente místico y cálido a la vez. La idea de vaciar una calabaza y colocar una vela dentro me parece muy divertida, además si se le pone empeño, el resultado es curioso. Hoy en día existen en internet infinidad de sitios donde encontrar decoraciones ambientadas en Halloween, sólo tenemos que escoger las que más nos gusten para darle un toque diferente a nuestros hogares en esas fechas.

Tortas de Alma

Y ya puestos… ¿Por qué no hacer unos deliciosos dulces?: Fantasmas de galleta, tortas de calabaza, caramelos espeluznantes… Es una costumbre de Halloween comer dulces y ofrecerlos. Al parecer todo empezó en el siglo XI cuando los cristianos recorrían los pueblos pidiendo “Soul Cakes” o “Tortas de Alma” que consistían en trozos de pan dulce. A cambio de esos dulces, ellos rezaban por las almas de los familiares que habían fallecido.

Disfrutar de Halloween con niños

Cuando hay niños en casa, esta fiesta no tiene por qué convertirse en algo oscuro, misterioso y tétrico, sino todo lo contrario. Puede encontrarse la forma de crear un ambiente divertido para que el niño simplemente haga el papel de niño y no tenga que pasar por ningún susto innecesario. Cuidado con las decoraciones y sobre todo los disfraces, algunos niños no tienen necesidad de llevarse sobresaltos. En cambio, existen juegos que pueden hacerse que les encantarán y la decoración, si se hace con gusto, también les parecerá muy divertida. No hace falta que se llene la casa de monstruos y vísceras… los gatitos negros pueden ser muy monos, brujitas o incluso búhos, bolas de cristal y la media luna y las estrellas son también símbolos usados para magia, ocultismo y brujería, sin ser tan “agresivos” como los zombis u otros personajes que suelen ser protagonistas de Halloween.

Fiesta de Halloween

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: