HALITOSIS

Millones de personas atribuyen una gran importancia al aspecto social del mal aliento o halitosis. Las personas que sufren de mal aliento pierden la confianza en sí mismos, viven con un miedo constante de ofender o molestar a otras personas y es una situación agotadora que disminuye la calidad de vida.

Muchas veces puede parecer un mal menor que no afecta para nada a quien lo padece, pero que molesta a terceros y resulta, en definitiva, muy perjudicial para las relaciones personales. La halitosis suele ser insoportable para todos menos para quien lo padece. La explicación a este hecho radica en que las células nasales capaces de detectar el olor acaban por no responder al constante flujo de efluvios fétidos.

¿Qué provoca la halitosis? A nivel físico nada, pero a nivel personal, acaba minando la seguridad de la persona que lo sufre, que pierde autoestima, confianza en sí misma, y retroacción.

¿Las causas de la halitosis? Desde digestivas (en ese caso, debe acudir a un especialista estomatólogo) hasta dentales (que se soluciona con una buena higiene dental y la visita anual al dentista), pasando por un último descubrimiento, que es el que en la mayoría de los casos se da: los cálculos amigdalinos.

Los cálculos amigdalinos son cavidades que todo el mundo tenemos en la boca, en la parte de las amígdalas, donde la comida va quedando atrapada, con el tiempo se calcifica, se pudre, y a no ser que pongas remedio, quedan yacentes en esas cavidades oliendo fétidamente. Son fáciles de ver, ya que son bolitas blancas que aparentemente parecen inofensivas, pero son las causantes de un aliento fétido en las personas que lo padecen.

Si acudes a un especialista amigdalar, la única solución que te dará es la quirúrgica, es decir, extirpando las amígdalas, cuando hay una solución mucho más barata y menos dolorosa: busca información en caseum.org y olvídate para siempre de la halitosis.

Halitosis

halitosis

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: