Hoy me he levantado un poco pensativa y tengo una reflexión.

Imagino que a ti también te ha pasado que tuviste un momento en tu vida en que te sentiste perdido y sin saber qué dirección tomar o qué hacer. Creo que todos llegamos en algún momento a una encrucijada que es bastante aterradora, porque no sabemos qué camino seguir. Ya sea al acabar la escuela, o la universidad, siendo pequeños o incluso de mayores, todos nos deparamos con este dilema y no es algo que sea muy fácil de enfrentar. A mí me ha pasado, muchas veces, e incluso a día de hoy continuo en una encrucijada que parece no tener demasiadas opciones, parece que el camino en frente no existe y no hay manera de avanzar más.

Tras muchas horas de meditar sobre el asunto he llegado a la conclusión de que no vale la pena dedicar mucho más tiempo a pensar en eso, y puede que parezca absurdo, pero la vida no se detiene mientras tú te paras a pensar y ponderar opciones, o mientras piensas que te gustaría hacer o qué camino tomar, y no importa que tantas horas te dediques a pensar cual es el camino cierto, a final de cuentas nada te garantiza que estás tomando el mejor camino para ti. La única manera de saber es intentando cosas nuevas, fallando y volviendo atrás sobre los pasos para intentar ir por el camino que dejamos atrás hasta que hayamos cubierto todas las opciones, porque una de las opciones debe ser el camino cierto para nosotros. Y si las opciones se acaban entonces tendremos que crear nuevas opciones, pero no vale la pena quedarse parados viendo la vida pasar para tomar una decisión, vale más la pena tomar una decisión y ver si funciona o no por experiencia propia y si no funciona, bueno, al menos lo sabremos y tendremos otra experiencia que nos habrá ayudado a crecer.

Es lo bueno y lo malo de la vida, no hay manera de hacer todo perfecto a la primera ni hay un tutorial o un modo de ensayo para saber si las cosas saldrán bien o no… la única manera de saberlo es saltado directo al escenario y fallar o tener éxito en el camino, pero independientemente del resultado, continuar buscando esas experiencias que son lo que al final nos forman como individuos, lo que nos hacen ser quienes somos y lo que nos hace completamente diferente del resto de los 7000 millones de personas que existen en el mundo.

Así que si quieres un consejo, para de preguntarte que hacer con tu vida y comienza a vivir, porque el tiempo que tenemos aquí no es eterno y no vale la pena perderlo con dudas o inseguridades… sal a la calle todos los días, habla con gente diferente, aprende cosas nuevas y, eventualmente, te darás cuenta que ya estás viviendo.

Que tengas un buen día y gracias por dedicar unos minutos a leermeSonrisa

Stay positive

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: