fotografia

Las personas con diabetes tipo 1 carecen de la capacidad de fabricar insulina, la hormona que hace que las células de los músculos y las hepáticas absorban la glucosa y la almacenen para tener energía. Aparece con mayor frecuencia en los niños y adultos jóvenes pero puede ocurrir en cualquier edad.

Los síntomas pueden incluir: tener mucha sed, orinar con frecuencia, sentir hambre y cansancio, perdida de peso, vista borrosa, piel seca y picazón, entre otras molestias. Si un análisis de sangre demuestra que se tiene diabetes, hay que tomar insulina toda la vida. Es por ello que las investigaciones no cesan y se han logrado ya grandes avances.

Desde que se descubrió la insulina en 1922, esta hormona ha sido el tratamiento que se le ha dado a la diabetes tipo 1. Las inyecciones permiten mantener a raya los elevados niveles de azúcar en sangre que esta enfermedad presenta.

Ahora, investigadores norteamericanos han demostrado en ratones, que se puede vivir sin insulina, sin que el azúcar se dispare y ponga en riesgo la vida.

Su estudio parte del glucagón, una hormona producida por el páncreas, que evita que el azúcar baje demasiado; en la diabetes tipo 1 produce un aumento desmedido.

Roger Urger, del UT Soutnwestern Medical Center, creó ratones modificando su genética, incapaces de producir glucagón, y luego destruyó sus células productoras de insulina. El resultado fue que, en ausencia de insulina  y de glucagón, los niveles de azúcar eran normales.

"Estos allázgos sugieren que si no hay glucagón no importa que no haya insulina", dijo Urger. "Este tratamiento quizá puede ser considerado como algo cercano a una cura".  Lo que resta ahora es buscar una forma de bloquear el glucagón, y es por ello que las investigaciones no cesan en su avance, una esperanza para los que sufren esta enfermedad.

 

 

En los últimos tiempos, los médicos aconsejan a las personas con gordura que deben bajar de peso pues esta, favorece la aparición de la diabetes. Además también de muchos problemas del corazón. Muchas son las investigaciones realizadas en los últimos tiempos sobre esta enfermedad, no obstante aún hay un largo camino por recorrer hasta dar con una solución satisfactoria.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: