fotografia

Muchos jóvenes han visto en estos programas televisivos una oportunidad para hacerse famoso y ganar dinero fácil sin tener que estudiar una carrera o hacer oposiciones. Si bien en un principio estaban pensados para el entretenimiento de los espectadores de la televisión y vinieron a ocupar el lugar de los culebrones, lo cierto es que en pocos años se han convertido en un trampolín para triunfar en los medios televisivos o al menos intentarlo. Pero no es oro todo lo que reluce y gran parte de los participantes se dan de frente con el cuento de la lechera.

fotografia

fotografia

De los cientos de participantes en realitys, muy pocos han hecho carrera en los medios televisivos y de los demás nunca más se supo. Solamente han podido alargar su efímera fama realizando "bolos" durante unos meses en discotecas o salas de fiesta que lo único que consiguen es acostumbrarse a una vida superficial donde el dinero fácil de la misma forma desaparece. No se puede negar la gran influencia que tienen estos programas en la juventud y en la población en general pues los ve mucha más gente de las que dicen no verlo. 

fotografia

fotografia

La atracción por estos programas se produce por la intriga y el morbo de saber la vida de otras personas ya que se pueden seguir los programas las 24 horas y conocer todos los movimientos y reacciones. No obstante, aquí se produce un engaño ya que la telerrealidad que se ofrece no es natural ya que los participantes que entran a concursar suelen sobreactuar pues ya de se han visto muchos realitys durante años. Lo que hacen es jugar a ser protagonistas con enamoramientos fingidos, enfrentamientos y peleas sin sentido lo que convierte el programa en una máquina de hacer adictos.

fotografia

fotografia

fotografia

Muchos de los que entran han estado presentándose a los castings durante años por lo que van (si son elegidos) con la lección aprendida. No obstante, tampoco es que tengan mucha culpa los aspirantes a "grandes hermanos" pues la situación desesperante que tenemos en el país con el paro, juicios de corruptos que han dejado el país en la miseria, que son nuestros realitys de cada día, los jóvenes españoles no tienen mucho futuro que digamos.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: