Sir Richard Branson es el fundador y dueño de Virgin Galactic y ya ha seleccionado un grupo de agencias que ya ofertan los viajes que enpezarán si no surgen contratiempos, a finales de 2012 o principios de 2013. Hasta el momento ya se ha instalado una infraestructura en el desierto de Nuevo México, Spacepot, un complejo futurísta donde está previsto que despeguen las futuras naves nodrizas. Una de las naves tiene el tamaño de un Jet privado y está pensado para seis personas y dos pilotos. En 2010, esta nave ya realizó un viaje de pruebas tripulado, con un resultado muy satisfactorio.

 

fotografia

fotografia

La fecha exacta del primer vuelo aún no ha sido concretada, puesto que estos viajes requieren una precisión exacta para que nada pueda fallar. Lo que si ya está confirmado son las 475 reservas de clientes de diferentes partes del mundo. Según explica el presidente de una de las agencias que patrocinan estos viajes, hay varios asientos reservados para personalidades de distintos países que viajarán invitados en el primer viaje que se realice invitados por Virgin Galactic. "Sir Richard quiere que esto sea un evento realmente global". Los interesados en comprar un billete para los primeros vuelos tienen que preparar 200.000 dólares, dejar un depósito de 20.000 dólares y abonar el resto cuando el vuelo ya esté confirmado.

 

fotografia

fotografia

Si se interesan por este viaje un grupo de amigos o familiares aburridos de vacaciones repetidas, tendrán un descuento del 10%. También esta modalidad les ofrece tres días de entrenamiento gratuito y entrar a formar parte de su selecto club. En estos vuelos no se llega a salir de la órbita terrestre, ascendiendo hasta 15 kilómetros de altura, donde se desacoplarán, tras unos segundos de caída, el motor entra en ignición y la nave es expulsada a 4.000 kilómetros por hora y en 90 segundos alcanza los 110 kilómetros de altura. Los motores se paran y se puede disfrutar de ingravidez y observar la tierra por las ventanillas.

 

fotografia

fotografia

Los proyectos de Richard Branson , hasta ahora era poner satélites en órbita y trabajar para la NASA, pero ahora su empeño se centra en trabajar para que los viajes de pasajeros sea una realidad. El magnate Denoris Tito, antiguo ingeniero de la NASA, fue el primer ser humano en viajar al espacio y también Pedro Duque realizó un segundo viaje con esta modalidad, no obstante la diferencia con los futuros turistas espaciales es que las anteriores personas eran profesionales de la astrofísica y han pertenecido a una agencia espacial. Los próximos turistas que tendrán el privilegio de ver la tierra desde el espacio, podrán ser los que dispongan de los 200.000 dólares que cuesta embarcar.

 

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: