Al momento de controlar nuestras finanzas, todos hablan de hacer un presupuesto, sin embargo, ¿sabemos cuáles son las necesidades principales? El propósito de este artículo es tener una idea más concreta de cómo hacer un presupuesto. En primer lugar hay que definir y de ser posible, detallar los ingresos. Luego seccionar los distintos tipos de gastos. He aquí una base:

  1. Vivienda: Tomar en cuenta los gastos de hipoteca o alquiler, teléfono, electricidad, gas, agua, televisión por cable, recolección de basura, mantenimiento, suministros, entre otros. Estos gastos deben estar entre un 20% y 25% de nuestros ingresos.
  2. Alimentación: Deben considerarse las compras del mercado, gastos en restaurantes, entre otros. Estos gastos oscilan entre un 7% y 15% de nuestros ingresos.
  3. Transporte: Deben considerarse los pagos de automóviles, seguros, gastos de taxi o autobuses, permisos de placa, licencias, combustible, mantenimiento, peaje, entre otros. Estos gastos oscilan entre un 15% y 20% de nuestros ingresos.
  4. Cuidados personales: Hay que tomar en cuenta los gastos médicos, de belleza, compra de ropa, tintorería, artículos personales, entre otros. Estos gastos son aproximadamente un 5% del total.
  5. Niños: Considerar los gastos médicos, ropa, colegiatura, material escolar, tasas, dinero para la merienda, artículos personales, recreación, entre otros. Estos gastos oscilan entre un 6% y 8% del total.
  6. Impuestos: Considerar todos los impuestos y deducciones, dependiendo del país. Por lo general están entre el 15% y 25% del total de ingresos.
  7. Inversiones: Destinar un mínimo del 10% de los ingresos para los ahorros.
  8. Seguros: Considerar los seguros de vida, salud, hogar, entre otros. Éstos representan un 2% a 5% de nuestros ingresos.
  9. Préstamos: Incluir los pagos de todas las tarjetas, préstamos y líneas de crédito. Lo ideal es que estos gastos sean lo más bajo posibles, sin embargo la realidad es otra. Tomar en cuenta que como caso crítico, no deben superar el 20%, ya que estaríamos superando el límite de endeudamiento.
  10. Asesorías: Incluir asesorías legales, contables, entre otros. Por lo general estos no son gastos mensuales, pero deben considerarse de igual manera.
  11. Regalos y donaciones: Considerar los regalos de cumpleaños, aniversarios, caridad, entre otros. Estos gastos suelen estar entre 1% y 4% de nuestros ingresos.
  12. Ocio: Tener en cuenta los alquileres y compras de vídeo, viajes, cines, conciertos, eventos, en fin todo lo que destinamos como recreación. Éstos oscilan entre un 2% y 4%.
  13. Misceláneos: Incluir los gastos de celulares e imprevistos. Considerar entre un 3% y 5% para los gastos misceláneos.

De ser posible, luego de llenar el presupuesto, es bueno dejar un saldo sin uso, por cualquier eventualidad no presupuestada. Si al finalizar el mes no se utiliza, este puede ser ahorrado.

A continuación un modelo de presupuesto para que puedan tener como referencia, y una gráfica que muestra las proporciones de los gastos en un presupuesto basado en el modelo que les he propuesto arriba.

 

Modelo de Presupuesto basado en las recomendaciones anteriores

Modelo de Gráfica de Gastos, basada en el presupuesto anterior

Espero les sea de mucha utilidad para controlar sus finanzas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: