Independientemente de que las DROGAS sean legales o ilegales siempre acaban teniendo un efecto negativo en nuestra salud. Lo peor es que manipulan nuestro cerebro y suelen traer consigo una dependencia física y psíquica.

Lo más habitual, dependiendo del tipo de drogas, es que se produzca una relajación, una excitación o un placer inmediato. La dependencia se traduce en la dificultad de controlar el consumo de una sustancia y en el aumento de la dosis para sentirse mejor.

Las drogas tienen una regulación legal, las que son ilegales se registran dentro del marco penal, prohibiéndose su posesión y venta, y las legales, como el tabaco y el alcohol, se controlan para que los menores no puedan consumirlas hasta que no cumplan los 18 años.

Existen otro tipo de drogas legales: los medicamentos psicoactivos, los antidepresivos o los ansiolíticos. Estos productos son recetados por un médico para tratar la ansiedad, la depresión y diferentes enfermedades mentales. Es habitual que se abuse de ellos y que las personas cometan el error de automedicarse.

Respecto al CANNABIS, se ha llegado a pensar que es como las drogas blandas y que no tiene ningún efecto nocivo sobre la salud, lo cierto es que no es así. El cannabis forma parte de las drogas ilícitas en la mayoría de países del mundo y es contraproducente si se está deprimido o se tiene algún problema psíquico. Se suele encontrar en hierba (marihuana), hachís y aceite para fumar en pipa.

La cocaína se extrae de la hoja de la coca y suele ser un polvo blanco que se esnifa, crea en nuestro cuerpo una sensación de euforia exagerada y una pérdida de las inhibiciones. Puede producir problemas cardíacos cuando se consume en exceso.

El éxtasis es una sustancia relativamente nueva y su consumo ocasiona un aumento de la energía y de la presión arterial. Trae consigo una peligrosa deshidratación del organismo.

La HEROÍNA se obtiene de la morfina, es un derivado del opio. Produce una relajación inmediata y una dependencia extrema. Produce síndrome de abstinencia si se deja de consumir de repente y hay que sustituirla por otro tipo de medicamentos como la metadona.

Respecto a las drogas legales como el alcohol, es aconsejable la abstinencia o el uso moderado. El alcoholismo es la tercera causa de muerte en los países desarrollados. Su consumo excesivo trae consigo una serie de consecuencias tremendamente negativas: la persona alcohólica abandona el cuidado de su cuerpo y tiene problemas a la hora de relacionarse con los demás ya que su personalidad cambia totalmente a causa del consumo de la sustancia.

Efectos de las drogas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: