silencio

¿Qué hacer para escuchar el silencio?

Para escuchar el silencio tenemos que hacer el despliegue de un arte que necesita desarrollar una actitud contemplativa, es necesario que entendamos que manejar el silencio es más difícil que el dominio de la palabra. Por eso es bueno que cuando hables, tus palabras sean mejores que el silencio. Si nos basta una palabra, ahorrémonos el discurso, cuando un gesto es suficiente, no pronunciemos palabras, cuándo nos baste una mirada, no es necesario el gesto. Y cuándo nos baste el silencio, incluso la mirada está demás.

Hacer un uso adecuado del silencio, es algo que está reservado para los más sabios. Es razonable pensar que después de las palabras, no hay nada más poderoso. Si con la palabra demostramos que somos superiores a los animales, entonces; con el silencio nos demostramos a nosotros mismos que somos mejores.

palabras

¿Qué significa el silencio?

El silencio puede significar tantas cosas: Cuenta conmigo, estoy para servirte, no sé cómo explicarte, pero; puedes contar conmigo. Imagina si el silencio va en compañía de una mirada cariñosa o cargada de complicidad, compasiva tal vez, o solo un gesto amable y, mejor aún, de un abrazo lleno de afecto. Luego, verdaderamente se transforma en un poder avasallante, convirtiéndose en palabra penetrante con la fuerza de confortar y consolar a quien se encuentra en trance de sufrimiento.

Respondiendo con el silencio

Se puede aprender a responder con el silencio. De seguro la clave está fundamentalmente en nuestro control emocional, el dominio de los impulsos, el discernimiento de la propia impotencia, la intensidad mayor o menor de un criterio que no es absoluto, la identificación con el mundo interior ajeno.

Debemos saber también que siempre el silencio, no es la mejor respuesta, porque la cuestión no es quien calle, sino el que sabe callar. Es así como es la situación.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: