Un nuevo estudio publicado en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism por científicos en dos universidades británicas, concluye que, hacer ejercicio antes del desayuno puede aumentar los beneficios para la salud de las personas, incluida una mayor quema de grasa y controlar mejor los niveles de azúcar en sangre.

El estudio siguió durante 6 semanas a hombres con sobrepeso que practicaron ciclismo de intensidad moderada, dividiéndolos en 3 grupos: los que desayunaron antes del ejercicio y los que comieron después y un grupo control de personas que no hicieron cambios en su estilo de vida.

Las principales conclusiones a las que llegó esta investigación fué que aquellos que se ejercitaban antes del desayuno quemaban el doble de grasa que los que se ejercitaban después de una comida de la mañana y tenían niveles más bajos de insulina durante el ejercicio.

Este efecto tiene ramificaciones significativas a largo plazo, ya que mantuvo controlados sus niveles de azúcar en la sangre y tiene el potencial de reducir el riesgo de afecciones como enfermedades cardíacas y diabetes.

Los investigadores explicaron que el aumento en el uso de grasas se debe en gran medida a los niveles más bajos de insulina durante el ejercicio, lo que significa que los que hacen ejercicio antes del desayuno terminan usando más grasa de su tejido graso tanto superficial como profundo.

Para las personas que buscan maximizar los beneficios para la salud del ejercicio, es probable que realizar algunas sesiones en ayunas proporcione mayores beneficios que realizar todas las sesiones después del desayuno.

Se demostró que el aumento en el uso de grasas con el ejercicio antes del desayuno persiste durante 6 semanas de entrenamiento, incluso a medida que las personas se ponen en forma, además, esto se traduce en mejoras en la sensibilidad a la insulina y adaptaciones en los músculos asociados con el control de la glucosa, lo que tiene el potencial de reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Esto sugiere que una persona en riesgo de diabetes o tiene un alto nivel de azúcar en la sangre, el ejercicio debe realizarlo en ayunas para fomentar esta reducción en la respuesta de insulina a una comida, que está relacionada con estado de salud metabólico.

Los investigadores dicen que los próximos pasos incluyen explorar los efectos a largo plazo de este tipo de ejercicio y analizar si las mujeres se beneficiarán de la misma manera que los hombres, ya que este primer estudio se realizó en hombres para asegurar un grupo homogéneo de personas.

Hacer ejercicio antes de desayunar podría ayudarte a quemar grasa

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: