La hacedora de nieve

En la gran enciclopedia de las hadas, se recogía que la gran culpable de que nieve en invierno, era la Madre Holle, más conocida como la hacedora de nieve

Era descrita como una mujer de elevada estatura, con la piel blanca y los ojos de color oscuro, su cabello era largo y siempre lo llevaba suelto. Iba sentada en una carroza voladora. 

Pero, como pasa con todas las diosas de la mitología, también era representada de una forma menos agradable. En esta ocasión, la hacedora de nieve era una anciana bruja con joroba, larga nariz, pelo gris y tenía los ojos bizcos. 

La fabricante de nieve

La figura de la Madre Holle, procede de la mitología escandinava. Tenía su residencia en algún lugar del cielo.

La leyenda cuenta que vivía con un niño. Qué cuando sacudía de la manera apropiada el edredón de plumas, por la ventana de la cabaña en la que residían, empezaban a brotar las plumas que al llegar al suelo se terminaban convirtiendo en copos de nieve y lo cubrían todo de blanco. El edredón siempre era sacudido durante la noche.

La hacedora de nieve durante el día volvía a la tierra y lo hacía como una dama blanca, por lo que pasaba a ser una diosa de los bosques. En esos momentos se dedicaba a tomar baños en los manantiales  y a peinar su larga melena bajo la luz del sol. 

También ocupaba su tiempo en hilar y tejer debajo de los robles, esto lo hacía cerca de las cuevas que había en las montañas. Cómo hada buena que era no se olvidaba del cuidado de los bebés en la cuna.

La figura de la hacedora de nieve

La Madre Holle, terminó convirtiéndose en un auténtico símbolo del invierno y del mismo modo en la responsable de que cayera la nieve. Por lo que todos consideraban que al ser una mujer anciana y con gran sabiduría conocía todos los secretos y misterios del invierno.

 

 

 

 

 

 

La hacedora de nieve

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: