El hábito de la lectura consiste en la compresión de un mensaje codificado mediante símbolos. Muchas veces nos es difícil recordar y comprender lo que hemos leído y por analfabetismo total que consiste en la carencia de preparación (sistemáticas o asistemáticas) funcional que se refiere a la perdida de la habilidad de la lectura previamente adquirida. Este fenómeno puede ser producto de un entorno cultural muy reducido y del consecuente desuso.

A través del estudio investigativo relacionados con los hábitos de la lectura y con la compresión lectora, se muestra algunas dificultares en los estudiantes como no darse cuenta de las propias deficiencias en la lectura, mal uso del diccionario y dificultad para seguir instrucciones escritas e incluso orales.

Para las dificultades en la capacidad lectora existen varias estrategias para su mejoramiento. La preparación visual, que se refiere a la capacidad visual para identificar las palabras escritas, debe ser entrenada. En la medida en que esta capacidad de captación sea más rápida y segura, la percepción será mejor. Tener un vocabulario amplio también ayuda a facilitar la compresión, de esta manera es posible identificar un mayor número de palabras en una lectura.

Existen condiciones materiales y psicológicas que llevan a la realización de una lectura adecuada, eficaz y provechosa. Las condiciones materiales involucran el ambiente físico donde se ha decidido hacer la lectura. Intervienen factores como la iluminación, ventilación y tipos de muebles. Las condiciones psicológicas son los aspectos como el estado de ánimo, grado de atención y tención físicas. Todos estos factores influyen fuertemente en la lectura, por lo que es importante encontrarse en condiciones adecuadas.

Es importante tener en cuenta estas cuestiones, ya que impactan directamente en el grado de comprensión de la lectura. Sin embargo, no existe mejor estrategia para mejorar la comprensión lectora que la práctica. La lectura constante, estimula la inteligencia y la imaginación. Solo mediante la práctica podremos evolucionar de ser lectores de nivel básico hasta ser expertos en la lectura. Podremos no convertirnos en expertos de la noche a la mañana, sin embargo, al final valdrá la peña el tiempo invertido.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: