HABIA UNA VEZ un hombre pequeño de edad, pero grande en su alma, este pequeño era ya un PRINCIPE para su mamá, y eso lo hacía reir seguro.

Este príncipe cuando tenía tres años molestó con su MAMA le preguntó, por qué te casaste ya? por qué no te casaste conmigo? esta mamá solo pudo quedar atrapada para siempre, en esos ojitos llenos de amor y de inquietud, ante un rival que amaba porque era su papá pero que se le adelantó en la lógica del amor.

Este hermoso príncipe de pijama azul, es el suspiro de cada mañana de esta MAMA, que lo mira enamorada al ver en él, tanta inocencia aún, tanto amor, tantas cosas por descubrir, tanto que no sabe, pero en cambio, cómo sabe amar, acompañar, apoyar aún más que un caballero adulto; en situaciones para las que no está preparado, pero en las que el amor y cierta esencia que hay en él, lo hacen competente. Este príncipe es un niño maravilloso, que claro! también llena a su mama, con su dulzura y grandeza.

Este hombrecito le gusta arruncharse,darme besos diciendome que me ama, que le consienta la cabeza y sobretodo la cara, que le cante y lo bese por la mañana, sonrié aún dormido y me abraza dándome suaves besitos en los ojos, le gusta que le huela el cuello porque huele aún a bebé, le gusta que lo llame y lo siente en mis piernas y hablemos y  escuche los dulces dilemas que él vive, que entre al baño cuando él se baña y me siente en el piso a hablar con él, me invita con sus ahorros a cenas románticas, y hasta le llegó a costar un poco la idea de que esta mamá pueda amar a alguien más.  

A este PRINCIPE le encanta acostarse encima de mí, y mirarme con pícara risa; en vez de retirarlo lo veo con tanta ternura en sus primeros ensayos por ser un príncipe, ¿quién más sino yo deberé enseñarle a no ser solo un caballero o un sapo, sino un príncipe?. Le gusta que le haga cosquillas, que tengamos batallas de lucha desenfrenada en el sofa, pero tambén cuando me ha visto llorar, solo viene a abrazarme con total ternura que me llena, guarda silencio y está ahí; dice que soy la mujer más linda que ha visto, dice que hago las hambrguesas más deliciosas que ha comido, dice que soy un personaje que lo hace reir, que cómo hago para componerle canciones tan bonitas, dice que me extraña, dice que quisera vivir conmigo hasta los cicuenta años y que no quisiera nunca casarse. 

Claro, en muchos momentos se le olvida que es el hijo, y quiere imponerse; pero me sorprende como rápidamente se retracta. Aveces se molesta, pero no puede evitar reirse ante mis acercamientos. Hace cuentas del dinero de la casa, trata y trata de idear cómo obtener lo que quiere en sus juegos, cómo comprarlo él. Le encanta narrar cosas, jugar fútbol, seguir a Veggeta, ver a sus primos,  jugar x box.

¿Qué hago con este AMOR? solo sonreir , escucharlo, verlo crecer, saber que éste amor un día será la base para su amor por otra mujer, pero que por ahora soy la MUJER DE SU VIDA. Eso hacemos las mamás con nuestros pequeños príncipes, prepararlos para amar verdaderamente, para ser los hombres de casa. De la ternura y la risa depende su cabalgata en este mundo hostil, en esta guerra del amor,  se irá  de mí cuando esté listo para sonreir solo, y allí, espero estar para verlo ser él.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: