Bécquer

Gustavo Adolfo Bécquer

RIMA XXX

Asomaba a sus ojos una lágrima
y a mi labio una frase de perdón;
habló el orgullo y se enjugó su llanto,
y la frase en mis labios expiró.

Yo voy por un camino; ella, por otro;
pero, al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: —¿Por qué callé aquel día?
Y ella dirá: —¿Por qué no lloré yo?

Gustavo Adolfo Bécquer, escritor sevillano huérfano desde los diez años, nació en 1836 en el seno de una familia de pintores. Pasó su infancia y adolescencia en Sevilla, donde estudió humanidades y pintura. En 1854 se mudó a Madrid con la intención de vivir de su escritura. No obstante, no tuvo mucho éxito. Para poder sobrevivir, trabajaba de periodista y realizó adaptaciones de obras del teatro francés. En 1858 se encontraba encamado durante unos nueve meses a causa de una tuberculosis. Durante su convalecencia se encontraba en su ciudad natal. En esta época convivía con su hermano Valerio quien cuidaría de él y Gustavo aprovechó este tiempo para publicar su primera leyenda. En el año 1861 se casó con la señora Casta Esteban, hija de un médico, y tuvo tres hijos con ella. De este matrimonio lo que se puede decir es que no era muy feliz y Gustavo se refugiaba a menudo en la casa de su hermano, cuando éste se iba a Toledo para pintar. Los cuatro años comprendidas entre 1861 y 1865 han sido los más fructíferos en la vida del poeta sevillano. En esta etapa escribió la mayor parte de sus poemas y leyendas. En cuanto a su situación económica, vio la luz en el año 1866. En este año obtuvo el puesto de censor de novelas, lo cual le permitió abandonar su trabajo de periodismo. Aunque no duró mucho tiempo, ya que dos años más tarde perdió su puesto de trabajo y, como consecuencia, su esposa le abandonó. Sólo y sin trabajo, se fue a Toledo a convivir con su hermano, donde siguió trabajando en sus Rimas. Finalmente en 1870 falleció en Madrid.

Gustavo Adolfo Bécquer nos dejó su legado hermoso escrito con una sencillez a la vez que profundo: sus Rimas y Leyendas. Y como muchos, encontró su fama después de su muerte. Parece ser el destino de los grandes artistas.

XXI

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas

en mi pupila tu pupila azul.

¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?

Poesía... eres tú.

Efectivamente, Gustavo Adolfo Bécquer es mi poeta favorito y no tiene igual. Después del Miguel de Cervantes, es el escritor español más leído.

poesía de amor

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: