Mahler

GUSTAV MAHLER

Nació el 7 de julio de 1860 en Kaliste, situado en Bohemia y que pertenece actualmente a la República Checa. Aunque en aquella época, Bohemia pertenecía al Impero de Austria. De ahí que el compositor GUSTAV MAHLER fuera de nacionalidad austríaco.

GUSTAV MAHLER nació en el seno de una familia humilde y judía. Su abuela era vendedora ambulante y su padre trabajaba en una fábrica de jabón. Era el segundo de catorce hijos, aunque eran solamente seis que sobrevivieron. A los cuatro años, Gustav Mahler encontró un antiguo piano en la casa de sus abuelos y comienza a tocar. De forma autodidacta, aprende a tocar varias canciones. Pronto se dieron cuenta que Gustav Mahler era un niño prodigio en el área de la MÚSICA y, desde entonces, su padre no dudó en conseguirle las clases de música necesarias para cultivar su talento.

El primer contacto que obtuvo Gustav Mahler con la Música era en la calle a través de las canciones callejeras, la música del baile, las melodías populares, los toques de trompeta y marchas de las bandas militares que escuchaba en el pueblo donde residía. Durante su trayectoria escolar, Gustav Mahler nunca destacaba, más bien se le describía como un niño distraído. Su único interés se centraba en la MÚSICA. A lo largo de su juventud conoció a varios compositores importantes que ejercieron cierta influencia sobre él, personas como BRUCKNER, WAGNER o BRAHMS.

GUSTAV MAHLER era un compositor judío del post romanticismo y poseía una mente muy adelantada a su época, mezclando su estilo de la composición con el LIED y las marchas. Llegó a componer en total nueve SINFONÍAS acabadas y una décima sin acabar, puesto que falleció antes de tiempo por una enfermedad cardíaca tan solo dos años después de la muerte de una de sus dos hijas que tuvo con su mujer Alma Schindler, hija de una familia artista. Gustav Mahler falleció el 18 de mayo de 1911 en Viena, Austria.

A pesar de haber sido COMPOSITOR, trabajo que más le llenaba, Gustav Mahler se pasó casi toda la vida trabajando como DIRECTOR DE ÓPERA y director de orquesta en diversas ciudades y en diferentes teatros. Trabajo nunca le faltaba y cobraba cierto éxito en vida, aunque contaba también con enemigos y opositores.

En el año 1897, le ofrecieron la Dirección de la Ópera de Viena bajo la condición de abandonar su religión judía y convertirse al cristianismo. Gustav Mahler aceptó esta condición y permaneció en este puesto durante unos diez años, uno de sus trabajos más importantes a lo largo de su vida y prácticamente uno de los últimos antes de su fallecimiento.

Aun habiéndose convertido al cristianismo, con la llegada del Tercer Reich y la subida de Adolf Hitler al poder, la música de Gustav Mahler llegó a ser prohibida por el movimiento antisemita y su origen judío. No obstante, al finalizar la Segunda Guerra Mundial en 1945, varios compositores le recordaron y gracias a ello, sus composiciones volvieron a la vida. Actualmente, Gustav Mahler es recordado como uno de los compositores más grandes de la Historia.

Mahler

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: