Gustar a los demás, una enfermedad más

Resulta contradictorio comprobar como en una sociedad tan individualista como la actual, para algunos el gustar a los demás es mas importante que sentirse a gusto con uno mismo. 

Esto es debido a que siempre están buscando la aprobación de los demás. Desde jóvenes, se han adaptado a las costumbres y circunstancias que les incluyan en esa mayoría que consideran "normal". Otro caso, es el de aquellos que por su físico, sus circunstancias o preferencias, se sienten diferentes a los demás. Están fuera del estereotipo marcado, eso produce que se sientan decepcionadas con ellas mismas. 

Lo único que les importa de verdad es la mirada del otro

Para las personas que solo buscan la aprobación de los demás, lo más importante es la opinión que ellos tengan, lo que termina por convertirse en un potente arma de manipulación. Desde siempre han sido bombardeados con la importancia de agradar a los demás, por lo que la confianza que cada uno tiene en sí mismo se ha visto mermada, desde la primera vez que ha escuchado "eso lo haces mal", o "estoy muy disgustado", son expresiones que ya condicionan a quien las escucha. 

Un ejemplo está en los jóvenes de la actualidad, mediante la publicidad se les dice como tienen que llevar el pelo, como tienen que vestir, que marcas deben utilizar, que actividades tienen que realizar e incluso como deben pensar. 

Es cuestión de tener personalidad y no de seguir la moda

Ya se han superado muchos de los tabús que existían, todavía muchas personas siguen basando su amor propio en la forma en la  que son aceptados por los demás. 

Darle tanta importancia a la apariencia física, o no tener defectos que sean visibles desde el exterior solo indica una cosa, se trata de una persona con baja autoestima y con muy poca seguridad. 

Tener personalidad propia y formada, no tiene nada que ver con gustar a los demás. Tener personalidad, es tener ideas propias, aceptar que las personas somos imperfectas, trabajar para ser mejores y estar orgulloso de ser como cada uno es. 

 

 

 


 

 

Gustar a los demás, una enfermedad más

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: